¡Ojo con Vargas y Rivera!

03 de marzo de 2010 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La última gran encuesta que realizó Ipsos Napoleón Franco después de la decisión de la Corte Constitucional, que no permitió darle paso al referendo que permitiría una nueva reelección del Presidente Uribe, trae datos interesantes más allá de la referencia a quien puntea las encuestas. Esta encuesta está nutrida partidistamente de la siguiente manera: un 24% liberal, un 24% de La U, un 15% conservador, un 8% del PDA, un 4% de Cambio Radical, y un 20% sin partido. En cuanto a imagen favorable de los candidatos, Santos tiene la mayor con un 50%, mientras que a todos los demás les aumenta la desfavorable, comparando los históricos de las 4 encuestas, con una tendencia más notable para Rafael Pardo y Germán Vargas. Un 60% de los votantes potenciales acudiría a las urnas en las presidenciales, de los cuales los del Polo serían la mayor participación partidista con un 82%, contrario a los que indicaron no tener partido, que serían un 48%. De esos votantes, aclarando que no hay candidato oficial ni del conservatismo ni del Partido Verde, darían su respaldo a Santos un 23%; a Petro un 11%; a Vargas y Fajardo un 9%, respectivamente; a Pardo y Arias un 6%, y los que no saben aún por quién votar son un 16%. Después del pronunciamiento de la Corte Constitucional, Germán Vargas se duplica de una constante de 4 puntos porcentuales al 9%, Gustavo Petro se mantiene, mientras que los conservadores (los precandidatos) bajan, y se reducen los que no saben por quién votar. Un dato supremamente importante es que un 24% no votaría nunca por Mockus ni por Petro, un 17% por Santos ni por Arias, mientras que los de menor resistencia serían Fajardo y Germán Vargas. La preferencia porque gane un candidato uribista es del 42%, frente a un 18% que preferiría un no uribista. De los primeros, como candidato uribista prefieren en un 39% a Juan Manuel Santos, un 16% a Andrés Felipe Arias, pero es de resaltar que el 46% no tiene preferencia alguna. Porcentaje nutrido mayormente de un 64% de los sin partido, y el 55% de los que se consideran independientes. Todas estas cifras se prestan para concluir que si bien es cierto que el uribismo se conserva sobre las preferencias electorales favoreciendo a Santos, a mi forma de ver no es algo consolidado. Y es que el efecto Uribe sobre los partidos se mantiene vigente, de tal manera que hoy entre la U y Cambio Radical siguen apocando a los partidos tradicionales, especialmente al oficialismo liberal. Este país es de corazón liberal. No hay que dejar pasar que Germán Vargas va en aumento, pues parece que a pesar de que la gente entiende que no es uno de los llamados uribistas, sí lo identifica con que puede mantener el rumbo, y esa “independencia” de la marquilla uribista le da mucha libertad para actuar. De otro lado, figuras como el ex senador Rodrigo Rivera, pueden disputar el 46% que no tienen preferencia ni por Santos ni por Arias, y además los casi 2 millones de votos que representan los que no saben aún por quién votar, eso sumado a que su estatus de liberal uribista se identifica con que el 68% de los que se registraron como liberales está de acuerdo con la favorabilidad del 70% de Uribe. Hecho que le permitiría entrar a disputar votos liberales. *Abogado y Analista Político bfzr_14@hotmail.com

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS