Para dónde vamos

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde 2005, Cartagena Cómo Vamos ha plasmado, en informes periódicos, la percepción ciudadana, esto es, la ciudad cómo la vemos y sentimos. Pero, además, nos han mostrado la cruda realidad, esto es, Cartagena cómo no vamos. Luego de tres lustros de riguroso trabajo, ante los ocho años de crisis institucional y la próxima coyuntura electoral, decidieron pasar del diagnóstico a propuestas proactivas y concretas. Requirieron de cuatro años para redactar un sesudo documento, una “Ruta estratégica para dónde vamos”. La estrategia articula el documento “Cartagena libre de pobreza en 2033”, la iniciativa Casa Grande Caribe, el Plan Maestro de Educación, la experiencia del Observatorio al Mercado Laboral y recomendaciones surgidas desde la academia y el sector industrial*.

La ruta pretende mejorar la calidad de vida, reducir desigualdades en las próximas tres alcaldías (2023, 2027 y 2031) y erradicar la pobreza extrema en 2030. Para ello hace un análisis crítico, plantea metas específicas, reales, anualizadas, con indicadores y acciones concretas. Además, establece unos costos y propondrá fuentes de financiación.

La crisis de la ciudad es enorme, con múltiples causas, pero, para hacer una propuesta realista tuvieron que renunciar a algunos temas importantes (seguridad, movilidad, vías, espacio público y ambiente) y priorizaron cinco: educación, salud, saneamiento básico, generación de ingresos y oportunidades y vivienda en alto riesgo.

En educación pretenden mejorar la cobertura, la calidad de instituciones y lograr que en 2030 el 80% de instituciones oficiales estén en A+, A y B. En salud se aspira a reducir las altas tasas de mortalidad tanto materna como en niños menores de cinco años y, además, mejorar la infraestructura sanitaria de la red pública. En saneamiento básico esperan mejorar la cobertura de acueducto y alcantarillado, especialmente en las zonas rurales e insulares. En generación de ingresos y oportunidades debe reducir la tasa de informalidad laboral. En vivienda aspiran reubicar más de 3.600 viviendas.

Pensando en el tiempo me viene a la mente la gigantesca obra de Proust. Ya que nunca podremos encontrar el tiempo que hemos perdido, nos debemos enfocar en buscar un futuro posible para que nos alcance esta vida o la otra para lograrlo. Lo decía Proust: “El tiempo que tenemos es elástico; las pasiones que sentimos lo expande, los sueños lo contraen; y el hábito llena lo que queda”. El documento fue enviado a la larga, demasiado larga, lista de candidatos a la Alcaldía. Pensando con el deseo esperaríamos que los candidatos revisen, comenten y mejoren, de ser posible, el documento y lo incorporen a su plan de desarrollo. Según Proust: “Vale más soñar la vida propia que vivirla, aunque vivirla es también soñarla”.

*www.cartagenacomovamos.org

*Profesor Universidad de Cartagena

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS