¿Perra en la cama?

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Precisamente en el mes de la mujer, el cantante Silvestre Dangong nuevamente prende la polémica. Y es que su último video sigue repitiendo los imaginarios machistas y exponiendo una vez más a la mujer a una sociedad que se ha acostumbrado a maltratar al género femenino.

Aparte de seguir destrozando el género musical, el video “El mentiroso” lleva al vallenato y a la mujer a la cama. Ya lo había hecho en su pasado trabajo “Justicia”, pero en este exacerba la situación: Un grupo de mujeres en lencería bailan y juegan en una cama, celebran la presencia de los hombres en la intimidad, mientras su pareja lo busca desesperadamente creyendo sus mentiras y sufriendo por sus justificadas infidelidades.

Para uno de los mejores lingüistas del mundo, Teun Van Dijk: las canciones cumplen un papel importante para la transmisión y reproducción de ideologías en las comunidades, ya que hacen parte de la base de las representaciones sociales que se comparten por toda una colectividad. De esta forma, una idea que comparta un artista es igualmente compartida por muchas personas y es de esta forma que se van construyendo las representaciones y prácticas sociales.

Y es que lo reprochable no sólo está en la palabra. También en la representación escénica. Cuando el hombre se disfraza de mujer, para hacer comedia con toallas en la cabeza, con harapos, pijamas, exagerando el maquillaje, comportamientos grotescos y con pelucas rubias además, eso tiene un mensaje y en lugar de realzar el valor de la mujer, la ridiculiza, la burla, la minimiza; y si es en una cama, mucho peor.

Tristemente esta sociedad sigue siendo pensada y vendida para los hombres. La mujer aún se asume como un ser subordinado, diseñada socialmente para depender del hombre. Sus derechos físicos, mentales, sociales, culturales y económicos esperan el guiño machista.

Se hace necesario sacar a la mujer de la cama. Que los que se dicen cansados e indignados ante casos de abuso contra la mujer, procuren medidas para identificar, prevenir y rechazar los abusos y maltratos a los que están sometidas las mujeres en todos los espacios de la sociedad.

Mientras imaginarios y prejuicios como “perra en la cama” se sigan reproduciendo, las mujeres seguirán siendo expuestas a situaciones en las que se vulnerará su autonomía y más que eso; el respeto por su vida. Mientras se siga reflejando en el discurso oral y en las costumbres, que la mujer es fácil, desechable y engañable; se seguirá fortaleciendo la cultura machista, que las degrada y las mata día tras día.

Alvaro E. Quintana Salcedo

Docente Universitario

alvaroquintana@gestores.com

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS