Columna


Pobreza e inseguridad, lo que más preocupa en Cartagena

La reciente encuesta de percepción ciudadana de Cartagena Cómo Vamos, presentada el 21 de noviembre, muestra que en la capital de Bolívar persisten el pesimismo por el estado de la ciudad, la insatisfacción ante los principales indicadores de calidad de vida y una mala reputación por la gestión pública local. Estos son siete de los datos que deja la medición de 2023. El primero de ellos es que la inseguridad alimentaria continúa en estado crítico: el 57% de los encuestados respondió que ellos o algún miembro de su hogar tuvo que comer menos de tres comidas diarias por no tener suficiente acceso a alimentos. En 2022 el indicador marcó 56%. Esa percepción va de la mano con los datos de pobreza entregados, en septiembre, por el Dane: Cartagena pasó de marcar 42,5% en 2021 a 43,6% en 2022.

Dos. Creció la insatisfacción con el servicio de energía, aunque la cobertura en Cartagena es casi total. La insatisfacción marcó 50% y subió 10 puntos porcentuales con relación a 2022. Sólo el 30% de los encuestados dijo sentirse satisfecho con el servicio de energía.

El tercer dato muestra que también aumentó, significativamente, la insatisfacción con el servicio de aseo: la diferencia es de 24 puntos porcentuales, porque la satisfacción pasó de 68% en 2022 a 44% este año.

Cuatro. La percepción de inseguridad en Cartagena sigue alta: el 52% de los encuestados respondió que se siente muy insatisfecho con la seguridad y sólo el 17% dijo sentirse seguro en la ciudad. En 2022 la percepción de inseguridad marcó 48%.

Otro dato clave de la encuesta muestra que pese a ser un distrito turístico y cultural, no todos los cartageneros tienen la posibilidad de disfrutarlo. El 43% de los encuestados dijo que no participó en ninguna actividad cultural de su ciudad el último año. La principal actividad cultural fue la ida a cine (23%) y, en segundo lugar, la participación en las Fiestas de la Independencia de 2022, con 16%.

El sexto dato muestra que los cartageneros sienten que les toma más tiempo desplazarse en la ciudad: el 52% respondió que se demora cada vez más en sus trayectos habituales frente al 44% del año pasado.

Transcaribe y las busetas son los medios de transporte más utilizados, pero los de menor satisfacción, entre otras razones por las demoras en los tiempos de viaje.

Y siete. Aumentó la insatisfacción con el entorno cercano, es decir, con el barrio: del 71% en 2022, la satisfacción bajó al 56%. La mayoría de los cartageneros están insatisfechos con los parques y zonas verdes, y a medida que aumenta el nivel socioeconómico mejora la evaluación del espacio público y los parques en los barrios.

Todos estos asuntos que tanto preocupan en Cartagena le plantean muchas tareas al entrante gobierno de Dumek Turbay. Retos mucho más mayúsculos por las expectativas que ha generado el alcalde electo, quien lleva meses prometiendo en redes sociales y medios de comunicación la transformación de esta capital en sus cuatro años de administración.

*Cofundadora de La Contratopedia Caribe.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS