¿Qué nos impide defender a Cartagena?

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Me siento en la obligación de manifestarle al Dr. Pareja, nuevo Director de El Universal, mi entusiasmo por querer seguir apoyando a la ciudad a través de esta columna, una ventana para invocar a la ciudadanía a que sea partícipe de todo cuanto ocurre en Cartagena.

Su antecesor el Dr. Pedro Luis Mogollón, nos invitaba siempre a mirar en positivo, a pesar de todo lo que sucedía en el diario vivir. De esa manera fui aprendiendo a ser objetiva en los puntos de vista planteados, buscando siempre abrir la mente hacia el bien común. Usted, Nicolás, con sus escritos oportunos y certeros y a través del editorial de estos días, nos sigue convocando a que soñemos con una ciudad con grandes posibilidades y recursos, y a su vez con grandes debilidades donde abandera la pobreza, que cada día asoma su rostro de manera cruda. Sabemos que ninguna pobreza permite progreso, todo lo contrario, engendra retrocesos, deterioros, malos hábitos, pies cuarteados, estómagos delirantes y degradaciones interiores. Es hora de que el erario se canalice en las mejoras urgentes que necesitamos para el verdadero desarrollo en la expansión de ciudad en todos los niveles. Nivelar con ecuanimidad y justicia las condiciones de los seres humanos es un factor preponderante en todo equilibrio social, dar oportunidad en educación, empleo, salud, buen vivir al tejido humano, es la mejor alianza para conseguir que las cosas fluyan.

Y en su columna el Dr. Rumié, “Unidos por Cartagena”, cita a Blas de Lezo, quien nos dice que si los que la amamos no la defendemos, entonces perderemos, no solo el sentido de ciudad, sino que dejaremos en manos de unos cuantos todas las decisiones y barrabasadas que suceden. Y sí, estoy de acuerdo con el nuevo movimiento “Unidos por Cartagena”, con su ideología de lograr el bienestar para todos y luchar para disminuir la pobreza de la ciudad. Hay que apoyar las consultas en las calles y por las redes sociales a todos los movimientos poblacionales para buscar los mejores candidatos y que estos a su vez, serán sometidos a un proceso de evaluación pública, con meritocracia y no con el estigma de las sagas que no quieren rendirse y desean continuar en el monopolio de una ciudad que sobrevive sin ley y sin nombre porque todo se oculta tras las bambalinas de una tragicomedia, que a pesar de desgarrar su voz por el desastre de ciudad, la gente ríe y forma parte del famoso listado de “la más feliz del mundo”.

Ciudadanos, que nada nos impida defender a Cartagena, tu ideología cuenta, tu voto hará la diferencia. Progreso es lo que queremos, oportunidades son las que necesitamos.

*Escritora

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS