Columna


Cartagena requiere que todos aportemos

DAVID CABALLERO RODRÍGUEZ

10 de junio de 2021 12:00 AM

El pasado martes 1 de junio, cuando Cartagena cumplió 488 años de fundada, el Concejo Distrital instaló su segundo periodo de sesiones ordinarias. Desde ese día lo estamos advirtiendo: la crisis que padece parte de nuestra población, principalmente los sectores más vulnerables, por causa del COVID-19 y otras razones sobre las que las autoridades locales no tienen poder de incidencia, nos obligará a quienes ejercemos algún tipo de liderazgo en el sector público o en el privado a redoblar esfuerzos y contribuir a solucionar los múltiples problemas que nos aquejan.

Y es que la mayoría de esos problemas no dan espera. Cada uno de nosotros deberemos dar los pasos requeridos para que de manera colectiva, con todos los estamentos ciudadanos posibles, podamos analizar, proponer e impulsar las soluciones a los mismos.

No hay mal que por bien no venga, dice el adagio popular, y por ello, la crisis sanitaria que ha padecido la ciudad debe ser el punto de inicio, como comenzó a darse con el destrabe de las obras de cinco clínicas y hospitales priorizados, para fortalecer la red hospitalaria local.

Lo mismo podría decirse de los graves problemas que aquejan a Transcaribe, cuyas soluciones no pueden seguir siendo coyunturales sino estructurales.

Así como de los que impactan en Edurbe, en la ESE Hospital Cartagena de Indias, en el PES, en fin, entre otras varias entidades, sobre las cuales debe ponerse una lupa para que, entre todos, podamos avanzar en una restructuración que permita dar un salto cuantitativo y cualitativo de una crisis crónica, como las que han atravesado, a una solución definitiva.

Estamos convencidos de que el momento histórico que vive el país, y particularmente Cartagena, nos impone realizar este nuevo semestre un juicioso análisis de estos y otros temas, en lo posible con la participación de todas las fuerzas vivas, ya que las limitaciones de recursos que padece el Distrito nos obligan a sus dirigentes a ser ingeniosos y a poder sacar provecho de todas sus potencialidades.

Y para lograr que todos los sectores se involucren debemos esforzarnos por recuperar la confianza perdida, a partir de lo cual se impone que se amplíen los espacios participativos. Y, en este punto, estamos convencidos de que los medios de comunicación deberán cumplir un importante papel.

Entre otros, ese fue el mejor regalo de cumpleaños que pudimos darle a Cartagena: comprometernos todos, teniendo siempre como norte el interés común, a sembrar democracia restaurando el deteriorado tejido social de la ciudad y a asumir cada uno de sus hijos nuestra respectiva responsabilidad.

*Concejal de Cartagena.

TEMAS