¿Quién controla a quién?

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las quejas frecuentes de habitantes de Cartagena, con la seguridad social en el sistema general de salud en Entidades Prestadoras de Salud, señalan que cuando llaman a la EPS, por tener síntomas COVID–19, o escriben por WhatsApp, por correo electrónico, nunca les responden.

Cuando insisten, cuentan con suerte que respondan y empieza la incertidumbre con promesas que van a llegar prontamente, se demoran tres y cuatro días, lo que sin duda es de las causas que se haya disparado el contagio por el nuevo coronavirus en Cartagena y Bolívar.

El Estado, con su Gobierno nacional, regional y departamental no ha implementado una política de suministro de tapabocas certificados en todos los hogares al grupo familiar con sus respectivos protocolos, como política pública.

En nuestra ciudad, los sectores populares como mercados públicos, tiendas de barrio, no existen las políticas de adecuación de lavamanos, dispensador de jabón y antibacterial, desinfectar periódicamente el sitio trabajo y distanciamiento social.

No existe un control de protocolo y usos de las EPP, de la limpieza de las frutas, alimentos, de controles al estado de salud, de trabajadores informales que caminan con sus carretillas todos nuestros barrios comercializando sus productos.

Diariamente y a toda hora, personas vulnerables caminan todos nuestros barrios, casa por casa, incluyendo su pareja y sus niños, pidiendo comidas, sin ningún tipo de protección de bioseguridad, con alto riesgo para ellos y los donantes.

En los vehículos de servicios públicos, buses, busetas, microbuses, camperos y transporte informal, aparte del tapabocas, no existen otras medidas de prevención, entre las personas que obligatoriamente tienen que usar estos servicios.

No hay controles interinstitucionales en las empresas para que cumplan estrictamente los protocolos biosanitarios, calidad EPP y trabajo conjunto entre las EPS, ARL. Andan sin Dios ni ley para prevenir contagios entre clientes y proveedores.

Falta una política integral para que todas las empresas, sus ARL, implementen la realización de exámenes a sus trabajadores, inspección de cumplimiento real protocolos, y activar acciones efectivas ante cualquier sospecha de contagio de un miembro de la familia del trabajador.

No ha habido una efectiva protección al equipamiento certificado para los trabajadores del sector salud de primera línea, hoy han sido víctimas, algunas fatales, por tener que trabajar exponiéndose a un contagio por falta de equipos adecuados.

Quién controla a quién, encerrar 6 barrios de Cartagena, por orientación del Gobierno nacional, requiere además de medidas de fuerza pública, prevención, deben y tienen que estar acompañadas de soluciones en salud, vivienda, alimentación, vida digna.

*CUT BOLÍVAR.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS