Quizás no es solo culpa del alcalde

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A cualquier cartagenero le preocupa la falta de gerencia que hemos sufrido en los últimos cuatro años. Desde 2016 han pasado a administrar a la ciudad cinco alcaldes diferentes, todos con sus propias ideas, metas y quienes, en tiempos muy cortos, tienen sobre sus hombros la presión social de un pueblo que aclama soluciones, sin reconocer que, si un periodo normal de un alcalde es de cuatro años, en los pocos meses que han durado en el cargo no se van a solucionar los problemas.

Exigir, criticar, acusar. Lo normal es que los ciudadanos ejerzan sus derechos y hagan todo lo anterior. Pero debemos ser realistas, ¿qué tanto puede hacer una persona que llega a un cargo tan importante por un periodo tan corto?

Un alcalde debe ser un líder con habilidades administrativas. No sería mala idea exigir que quien se postule, más allá de solo cumplir con ser colombiano y residente del municipio donde quiere ser alcalde, también acredite estudios y preparación administrativa. Estamos hablando del cargo gerencial más importante del Distrito.

Además de lo preparado que pueda estar, un alcalde debe tener habilidades comunicativas y carisma. Debe saber escuchar y cuándo opinar. Que tenga interés social genuino y sea, obviamente, honesto.

El alcalde, a pesar de su importancia, solamente puede ser tan bueno como lo sea el Concejo Municipal. Ahí también hemos fallado. De nada sirve elegir a un alcalde con iniciativa, si recae sobre el Concejo la función de reglamentar la prestación de servicios a cargo del municipio, adoptar los planes y programas de desarrollo económico y social y obras públicas, autorizar al alcalde para celebrar contratos, dictar las normas necesarias para el control, y la preservación y la defensa del patrimonio ecológico y cultural del municipio.

A la hora de señalar culpables, usualmente suele ser al alcalde (de turno) a quien se responsabilice de no sacar proyectos adelante, cuando quizás deberíamos estar mirando es hacia el Concejo.

Datos de Funcicar indican que desde el 2016 el Concejo ha sufrido 44 cambios en su quorum, relacionados con inhabilidades de concejales e investigaciones.

Elegir buenos concejales es tan importante como elegir un buen alcalde. Son ellos quienes tienen gran responsabilidad sobre el estancamiento de la ciudad y la falta de desarrollo.

Estando tan cerca las elecciones, hago un llamado a los cartageneros para que reflexionen y voten a conciencia. Que exijan a sus concejales soluciones y le permitan al alcalde adelantar proyectos que beneficien a la ciudad, mientras ejercen el control que les corresponde por ley. Que sea un trabajo en equipo y no para entorpecer el desarrollo.

*Abogada

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS