Columna


Sabuesos de...

CÉSAR PIÓN GONZÁLEZ

28 de diciembre de 2023 12:00 AM

Según Wikipedia, son perros de olfato muy agudo utilizados para la caza, esta denominación de sabuesos se asignó a la raza humana para laborar en organizaciones de investigación policiva y judicial con intuición como para indagar, descubrir, interpretar hechos y seguir pistas.

El sabuesismo bien utilizado pasó a ser parte de la estrategia social para buscar los puntos grises de las paredes blancas de cualquier ciudadano que se haga notar, ser designado, nombrado, elegido y sobresaliente, se colocó en práctica la mentalidad cangrejística “si no puedo tenerlo, tú tampoco”.

Esta fábula del cangrejo de cubeta separado nos mostró en sus tapas tres banderas: la samaria tapada con tabla, porque si no trepan con su propio esfuerzo y escapan; una más alta tapada con ladrillos contiene cangrejos barranquilleros, ellos se apoyan mutuamente, forman una pirámide y cuando la mayoría ya está afuera, ayuda a los otros, y otra sin tapa con cangrejos cartageneros que se jalan los unos a los otros y no pueden salir jamás.

Muchos no saben perder y disparan sus misiles culpando terceros de su imposibilidad, fabricando cortinas de humos para vivir en la oscuridad.

Me complace y me llena de alegría ver al gobernante de Bolívar y al de Cartagena unidos en un solo propósito de transformar conectados; para ello necesitan -como en el fútbol moderno- el revolcón, velocidad, serenidad, potencia, resistencia y polifuncionabilidad, ya que hoy lo que no veas en la presencialidad podrá ser revisado por el VAR.

Cartagena y Bolívar tienen sus nuevas adquisiciones, técnicos modernos que se aclimatan a la altura y a la temperatura, decir por dónde empezar pondría a todos a pensar, y con algo de razón, pero lo clave sería la sinceridad y la oportunidad a quienes han nombrado sin que puedan olvidar que esta es una ciudad como todas las de verdad, donde los sectores deben ser tratados de acuerdo a su necesidad, la seguridad, la movilidad, educación, turismo y construcción generaran la empleabilidad y el mejoramiento de la calidad de vida. Nos cansamos de comparar, hay que buscar la autenticidad, ser heroicos para una cartageneidad; estar dispuestos a sumarnos en el estímulo y a trabajar de corazón. Así como hay tradicionalistas, comunistas, surgió algo peor, el populista que trepó sobre el dolor y el olvido sin estructurar lo vivido, dejando la ciudad con un sarcoma social, el cáncer de nuestra mentalidad.

*Concejal de Cartagena.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS