Columna


Salida de La Base, Racionalización errada

ALMIRANTE (R) ÉDGAR ROMERO V.

24 de junio de 2018 12:00 AM

La racionalización es encontrar explicación a acciones propias para evitar censura o culpa. Se busca una "explicación lógica" o justificación para creer algo. Es mala cuando hay supuestos y no se ven daños, ni riesgos, ni consecuencias; mediante autoengaño, encuentra razones para  justificar todo; la historia humana está llena de esos casos, por ejemplo: Pearl Harbor y Chernobyl. 

Una forma es convencerse que nada pasará, un intento fútil de predecir el futuro. Una actitud arrogante acompaña el engaño, “nadie se atreverá a atacar el poder de EEUU”, se decía cuando Pearl Harbor. 

Según Wikipedia: arsenales, un ente industrial, en comunicación con el mar, en que se construyen, mantienen y aprovisionan buques de guerra. Partes de un arsenal son: construir el barco (astillero) y la de armamento y habilitación, que es el arsenal en sí. Las bases navales son de apoyo al arsenal.

La idea de “tecnología de punta” implica lo más avanzado que existe en un momento. Con el tiempo, los productos se vuelven obsoletos y se reemplazan por otros. Los buques de guerra se construyen para 30 años, y para sostener ese tiempo se hacen modernizaciones periódicas, por ejemplo, cada 5 y / o cada 10 años.  

A las construcciones de buques de la ARC en Colombia, algunos las han llamado de “tecnología de punta”, sin serlo y opacando reales y exitosos esfuerzos. El error se ha difundido y con ocasión de la salida de la Base Naval de Cartagena, se dice: “se requiere una base con tecnología de punta”, “necesitamos una mejor base naval, queremos una de talla mundial”.

Es lamentable y errónea la actitud por imagen al crear una percepción a favor, con difusión de la equivocada idea de que las construcciones de buques en Colombia son con tecnología de punta. Lo real es que de tal tecnología, solo han sido en su momento construcciones en Alemania de submarinos y corbetas para Colombia; algunas modernizaciones a tales unidades por firmas extranjeras; y si algún material fuera de punta, esa calidad no es de la base entera, cuya capacidad se requiere para la diversidad de material de los buques de una marina de guerra nacional.

La tecnología está en los sistemas de los buques y ellos definen las necesidades de la Base Naval. Por ahora, en los buques de la ARC no hay exigencias de tecnologías que no puedan existir en la actual localización de la Base Naval.

El reemplazo de tecnologías de buques de la ARC actuales, por experiencias en tiempos, será en 15 años y quizá con menos exigencias en futuros sistemas por las tendencias de avances en autodiagnosis y en reparación autónoma.

Las razones y justificaciones sobre la salida de la Base Naval por tecnología no son válidas, es una racionalización errónea, afectando a buques y a Cartagena, y abriendo posibilidades de riesgos de gastos innecesarios e inmensos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS