San Basilio de Palenque

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Tuve la grata oportunidad de compartir una ruta académica y cultural a San Basilio de Palenque, con estudiantes y docentes de nuestra institución. Encontramos un lugar de gente amable y alegre, declarado por la Unesco, Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad, por ser el primer pueblo libre de la América colonial, que parece no haberle servido para nada tal distinción, debido a que sigue sumido en el abandono por la desidia de los gobiernos de turno. Nuestros guías, los hermanos Ronald y Tayler Miranda, palenqueros de pura cepa, docente y estudiante nuestros, nos compartieron la historia de su pueblo, su riqueza cultural, sus tradiciones ancestrales, su lengua, sus ritos fúnebres como el Lumbalú, nos enfatizaron que su pueblo nunca fue esclavo, sino esclavizado por haber sido forzados a perder su libertad, recorrimos las calles húmedas por el barro, presentaron sus alegres danzas como el entrompao, también el mapalé y la champeta, los sonidos de sus tambores, los jóvenes de los grupos de baile demostraron esa habilidad de la mujer y el hombre caribe, literalmente parecían de caucho. Disfrutamos además de sus recetas de comida y dulces típicos, como el mote de bagre, el celele de bagre ahumado, chichas y majuana, hecha con yuca y panela, delicias que pregonan con la frase ‘Mínino a Palengue a kumé’, que traduce ‘Vengan a Palenque a comer’. Tuvimos la oportunidad de visitar las casas donde nacieron y crecieron dos glorias palenqueras, Antonio Cervantes ‘Kid Pambele’ y Evaristo Márquez. El Pambe nuestro flamante campeón, que de su vida luego del boxeo se ha dicho mucho, pero no se puede negar que fue una de las glorias del deporte colombiano, que además logro que el presidente Misael Pastrana le pusiera la luz a su pueblo. Evaristo Márquez, toda una leyenda viva, reconocido por su actuación en la película ‘La Quemada’, descubierto por Salvo Basile, compartió como actor con Marlon Brando; pero que después de su actuación en la película, su rostro siempre mostró una sombra de orfandad y pobreza, falleciendo prácticamente abandonado. Pero todo esto tampoco ha servido de mucho, la población hoy está sumida en la pobreza por no decir en la miseria. De los muchos palenques que existían en épocas anteriores, sólo el de San Basilio ha sobrevivido hasta hoy, convirtiéndose en un espacio cultural único, fundado por cimarrones quienes al mando de Benkos Biohó huyeron al monte para recuperar su libertad, donde el turismo europeo llega a pesar de todos sus problemas.

Gobernador Turbay, le pedimos una mano y ojos de cariño para este pueblo sufrido, pero luchador; de gente buena, su historia y su cultura han traspasado nuestras fronteras, pero su calidad de vida es lamentable. Los palenqueros merecen una vida digna y no permitamos que por ese abandono en que se encuentran, sigan siendo aún esclavizados.

*Rector de UNICOLOMBO.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS