Secretaría de Turismo II

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En buena hora el tema turismo ha entrado en una fase inicial de debate público, lo que brinda oportunidad para analizar la realidad de este importante sector de la economía local. Tenemos que ser realistas. El momento que atraviesa el turismo en Cartagena es de crisis, manifestada en informalidad, abuso, inseguridad, suciedad, enmarcado todo en un desorden generalizado que requiere autoridad para controlarlo. El sector del turismo debe ser normado por disposiciones legales a las que deben someterse todos los ciudadanos, entidades, gremios, empresarios, prestadores de servicios.

Lo que está en discusión no es la supervivencia de la Corporación de Turismo Cartagena de Indias como ente privado, semiprivado o mixto para dirigir la importante tarea de promover la ciudad como destino turístico con el apoyo decidido de la administración distrital. Lo urgente es recuperar el orden institucional, la autoridad que no puede ser delegada por el Estado a los particulares. Aquella misión de promoción, que ha sido encomiable y exitosa, debe continuarla Corpoturismo junto con los asociados privados del sector turístico.

En el caso que nos ocupa, el sector turismo hace parte de la estructura del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que en primer término ejerce la autoridad, dirección, control y desarrollo de este destacado sector de la economía nacional. La Secretaría de Turismo que hemos propuesto sería entonces la autoridad encargada de esas funciones en el Distrito de Cartagena, formulando y ejecutando la política turística y los planes y programas que la conforman.

Nuestro desarrollo turístico no tuvo una adecuada planificación ni una autoridad que garantizara un futuro ordenado. La realidad muestra hoy a Cartagena en dos planos contrapuestos: por un lado la ciudad añorada, hermosa, encantadora, monumental, llena de historia a la que arriban cada vez más visitantes y se destaca en importantes medios de comunicación del mundo, y por otro la informal y desordenada donde el abuso, la suciedad, la agresividad y falta de autoridad son una constante.

Esa característica de Cartagena como ciudad dual no puede seguir. Es necesario romperla para encauzar el rumbo y lograr ser un destino turístico ordenado en el que el visitante encuentre todos los elementos para sentirse plenamente satisfecho. La Secretaría de Turismo al promulgar y ejecutar la política turística, pone los fundamentos legales que ordenan la actividad en el destino, mejorando la competitividad y garantizando la sostenibilidad del sector. El alcalde Dau sabe de la importancia de esta instancia pública y es quien debe presentar el proyecto de acuerdo de creación de la Secretaría ante el Concejo, en donde tiene buen ambiente.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS