Columna


Seis propuestas para el 2022

RAÚL PANIAGUA BEDOYA

03 de enero de 2022 12:00 AM

No es mi intención iniciar el año haciendo propuestas para otros, pero sí me propongo enumerar una serie de ideas o iniciativas, algunas recogidas en los medios o en conversaciones con amigos; otras, de aspiraciones que como ciudadano he venido moldeando, pensando en aportar para la construcción de una mejor ciudad. Ciertamente por las características del espacio de esta columna son simplemente unos enunciados, que espero compartir, profundizar y ver en qué puedo aportar para; pero el deseo es que cada persona, en especial instituciones privadas, de acuerdo a sus capacidades, las pongan en práctica y traten de llevar a cabo una o todas las que puedan.

1. Si de verdad queremos profundizar nuestra democracia y lograr mejores resultados en las elecciones, en especial de alcaldes, es urgente llevar a los escenarios de los establecimientos educativos, no solo los ideales de lo que debe ser una ciudad moderna y madura, también involucrar a los estudiantes en que esta, es la ciudad en que ellos van a vivir y creo que no va a ser bueno descubrir lo que les estamos dejando.

2. Para fortalecer la democracia y la participación a nivel de los sectores populares, se deben fortalecer las acciones comunales. No podemos pensar en esperar cambios si no se proporcionan las condiciones para que entidades, como las acciones comunales, inicien desde las comunidades de base, esa formación para el cambio.

3. Creo que, en la idea de aportar a una mejor ciudad, Fecode y su sindicato en la ciudad debe asumir el reto de transformar la calidad de la educación, en especial en los sectores populares.

4. La administración, contra lo que mucho esperábamos, recibió de parte del Concejo varios instrumentos para la acción. Ahora, esperaremos la respuesta desde el Ejecutivo para incidir realmente en las condiciones de pobreza y desnutrición, en particular de niños, niñas y adolescentes.

5. El Distrito tiene la oportunidad de iniciar la transformación de nuestro turismo, empezando por ofrecer en los corregimientos, herramientas para impulsar el turismo comunitario, de tal forma que estas poblaciones puedan beneficiarse y entrar a hacer parte de la cadena productiva del sector, a partir de sus recursos culturales materiales, inmateriales y naturales.

6. El Centro Histórico no puede seguir siendo tierra de nadie. Es urgente que la administración lidere un proceso de ordenamiento y direccionamiento del tipo de turismo a propiciar en el centro. De no hacerlo, de sostener la inercia que hoy predomina, serán los actores privados, sin compromiso con la ciudad, quienes determinaran su futuro, que sin lugar considerará solo los intereses de esos mismos depredadores.

Al margen de estas ideas esperamos tener antes de finalizar el 2022 el PEMP del Centro Histórico y el POT.

*Sociólogo.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS