Columna


Sin unión, no hay desarrollo

BERNARDO ROMERO PARRA

23 de noviembre de 2022 12:00 AM

El presidente de la República, Gustavo Petro, con ideas y proyectos propios de desarrollo social y económico, ha provocado una ola positiva de análisis de la forma en que las regiones y localidades deben aprovechar la voluntad política del gobierno para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. En ese sentido se habla de acabar con la pobreza a través de programas de generación de empleo, vivienda, educación, mejoramiento de vías, distribución de tierras a los campesinos, apoyo a la industria y al emprendimiento económico comunitario, lo que algunos llaman la economía popular.

Consideramos que esas propuestas son buenas iniciativas, pero que desafortunadamente esas y otras ideas se enfrentan a grandes obstáculos que han impedido el progreso de Cartagena y la región Caribe. Me refiero a la falta de integración de las fuerzas vivas en el proceso de elaboración y formulación de planes a corto y largo plazo que solucionen la problemática colectiva, evidenciada en la ausencia de articulación entre las administraciones de distritos, municipios y departamentos en la gestión de proyectos ante el Gobierno nacional, lo cual permitiría alcanzar una mayor financiación de estos por parte del Estado, así como sucede en otros lares.

En esta reflexión surge el interrogante, ¿por qué en el Caribe no reconocemos nuestras propias calidades humanas e identidad cultural y nos respaldamos personalmente, creando opciones para que los coterráneos puedan acceder a ocupar posiciones de poder en el Gobierno nacional que les permita direccionar acciones administrativas en pro del avance de nuestras poblaciones?, de igual manera los empresarios deben promover un mayor ejercicio de la responsabilidad social en las comunidades y trabajadores, dejando de creer que los empleados les deben el favor de estar laborando, cuando ellos obtienen riquezas como patrones.

Proponemos que en un acto de grandeza humana, los dirigentes de los sectores públicos y privados de Cartagena y el Caribe se despojen de sus egos e intereses particulares haciendo realidad la unificación de voluntades y personalidades con el fin de gestionar la ejecución de proyectos y megaobras que se requieren para que la región avance, y por fin esas potencialidades que tiene esta tierra, se puedan dimensionar para ponerlas al servicio de la superación humana de la población. ¿Por qué la economía popular hoy es una amenaza a la industria del turismo? ¿Por qué no se ha logrado la implementación del bilingüismo en las escuelas? ¿Por qué no tenemos una representación importante en el Gobierno nacional?

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS