Columna


Sistema Integrado de Transporte Masivo de Cartagena

ÁLVARO CARABALLO CASSAB

22 de marzo de 2012 12:00 AM

ÁLVARO CARABALLO CASSAB

22 de marzo de 2012 12:00 AM

Cartagena está próxima a hacer historia con la entrada en operación de Transcaribe, el nuevo sistema integrado de transporte masivo de pasajeros, ya que a partir de su puesta en marcha, tendremos un transporte más fluido, más amable, más seguro y sobre todo, más rápido.
Con el nuevo Sistema de Transporte, los conductores tendrán que ir uniformados como lo manda la ley para la prestación de un servicio público. Serán bien remunerados y su trabajo se limitará a conducir los vehículos articulados, padrón o convencional y hacer las paradas en las estaciones en el tiempo establecido por el centro de control de tráfico, con una nueva cultura de buen trato al cliente. Por fin se acabará la guerra del centavo y la gran mayoría de conductores en mocho con la camiseta esqueleto, en chancletas, y la amante a su lado, características propias de los conductores del sistema colectivo actual.
Tenemos, ahora sí, los cartageneros que acostumbrarnos a caminar hasta las estaciones de parada para tomar el bus y montarnos en el tiempo que se tiene programado para abrirse y cerrarse la puerta para el acceso al articulado. Debemos olvidarnos que los choferes nos van a esperar a que lleguemos a las estaciones y paraderos, debemos ser nosotros quienes estemos atento a que llegue la “guagua” como dicen los cubanos y subir ordenadamente como lo hacen en los países desarrollados y en otras ciudades del país donde ya está implementado el Sistema.
La entrada en operación de Transcaribe es una solución que está pidiendo a gritos la ciudadanía, ya que la mayor concentración de pasajeros del sistema está en los estratos 1, 2 y 3, donde se ubica más del 80% de la población y se encuentran localizados en la zona sur de la ciudad, pero la fuente de trabajo de esta gran masa poblacional está en los estratos 4, 5 y 6, básicamente en la zona norte de Cartagena, por lo cual, el desplazamiento diario para estas personas se convierte en un martirio, debido a los problemas de desorganización y caos que tenemos en el tránsito actualmente. La longitud de la troncal es de 11 kilómetros desde el patio Portal hasta el Parque de La Marina. La baja movilidad actual, obedece a que el parque automotor de transporte colectivo tiene una sobre oferta del 50%, es decir que hay el doble de buses que se necesitan para atender la demanda actual de pasajeros, adicionalmente por la avenida Pedro de Heredia transitan el 90% de las rutas de la ciudad.
Se acabarán por fin los Sparrings que con su voceo estridente, compiten con los decibeles de los equipos de sonidos de los buses, lo cual hace insoportable el viaje por muy corto que este sea. Por consiguiente también se acabarán esas espantadas locas que cualquier *Usain Bolt envidiaría, (*Record Mundial de Velocidad) puesto que son capaces de desarrollar carreras de 100 metros planos a unas velocidades que cualquier hijo del viento envidiaría, ya que no requieren equipos especiales para hacerlo y sobre todo que esa hazaña la realizan en chancletas, para llegar al turno y entregar la consabida planilla que nada controla.

*Docente Universidad Libre

acaraballocassab@yahoo.com

*Rotaremos este espacio entre distintos columnistas para dar cabida a una mayor variedad de opiniones.