Soluciones sin engaños

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

*CUT BOLÍVAR.

A pesar de la tragedia, esta muerte injusta del joven de 18 años, Dylan Cruz, innecesaria, cobarde, debe servir para insistir que este no es el camino que queremos, necesitamos cambios ya, el Estado colombiano tiene que obrar ahora.

Si no hay soluciones al pliego de 13 puntos, las movilizaciones públicas y pacíficas continuarán, deben seguir siendo de paz, alegría, música, poética, de encuentro solidario, que no nos roben la esperanza, no al terror de los señores de la guerra.

Que se sepa que este es un paro de la gente, de quienes han encontrado en la indignación, fuerza para vencer el cerco de miedo, de la aplicación de la teoría del miedo que nos han querido imponer el Centro Democrático y Álvaro Uribe.

Fue muy evidente cómo coordinan cientos de delincuentes para causar daños, asaltar conjuntos residenciales de forma sistemática y sincrónica, los agentes del orden fueron incapaces de atraparlos y que se sepa a esta hora siguen libres.

El cacerolazo, las velatones, las protestas con actos culturales, desmontó la hipótesis de sectores radicales sobre infiltración de gobiernos foráneos o la subversión, se mostró que existe un hastío auténtico que estaba atragantado de tiempo atrás.

La gente está en la calle porque siente que se merece un futuro diferente, las regiones están atrapadas en un modelo centralista, el Congreso ha fallado en reformarse, la justicia está estancada y los escándalos de corrupción no paran.

Duque es sordo, ciego, mudo, cuando los marchantes han protegido a los policías, repudiaron a los vándalos, arreglaron la degradación ocasionada, convirtieron las marchas en una verdadera fiesta con música, tambores y actos lúdicos.

Hasta ahora el gobierno de Duque y su CD, lo único que ha ofrecido son migajas, que no tocan ninguno de los privilegios de la alta burocracia del Estado, multinacionales y de las conocidas familias que se han enriquecido con el erario.

Colombia es el país con más desigualdad en Latinoamérica y segundo más desigual del hemisferio, solo superado por Haití, en el mundo somos el séptimo país más desigual e inequitativo.

Sin embargo nos quieren quitar más, con reforma laboral, reforma pensional, holding financiero, etc.

Expresamos nuestra voluntad de continuar trabajando conjuntamente entre el Comité Nacional del Paro, la mesa directiva del Senado y voceros de partidos, en la búsqueda de soluciones estructurales de fondo.

Adquirimos el compromiso de analizar conjuntamente los temas de la agenda legislativa en curso, de iniciativa congresional y control político, que conduzcan a soluciones mediatas e inmediatas, sin engaños, autónomamente como rama legislativa.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS