Columna


Subasta TIC y otros

“Los candidatos preseleccionados necesitarían conocer previamente el precio base de la subasta, o el presupuesto en caso de licitaciones (...)”

MIGUEL YANCES PEÑA

24 de febrero de 2020 12:00 AM

Las frecuencias del espectro electromagnético para las telecomunicaciones se adjudican mediante subastas públicas: el que más ofrezca se queda con la banda ofrecida. Es la forma de obtener el máximo por otorgar el derecho a disponer del recurso temporalmente, y una buena práctica para tener presente, si se invierte la dirección de la puja, en las licitaciones de obras públicas. Los candidatos preseleccionados necesitarían conocer previamente el precio base de la subasta, o el presupuesto en caso de licitaciones.

No obstante, en la primera subasta de diciembre del 2019, MinTIC determinó, erradamente, que ese precio debía permanecer oculto con el falaz argumento de que eso colocaba a todos en igualdad de condiciones, ignorando que el dinero compra cualquier secreto, y que la igualdad y la transparencia sólo se conseguirían divulgándolo.

Asumo que no sabía cómo calcularlo (nadie lo sabe), y temió aventurar un valor que la dejara mal parada. El resultado obvio fue que nadie se presentó y tuvo que abrirla nuevamente informando el valor de arranque de la subasta. La logística, bajo la plataforma digital de Certicámara, fue digna también de imitar en las licitaciones.

El motivo fue llevar telefonía móvil e Internet a las poblaciones más alejadas, menos densamente pobladas, y de menor poder adquisitivo; es decir, donde la operación comercial es menos rentable. Si eso era así, ¿por qué recurrir a un mecanismo que, en busca del mayor beneficio para el Estado, causa el máximo estrujamiento financiero a quienes se encargarían de prestar el servicio? ¿no pensaron que podríamos terminar todos nosotros subsidiándolo? ¿no era más inteligente utilizar un mecanismo similar al de las concesiones viales otorgadas por licitación, buscando las empresas que, cumpliendo con todos los requerimientos técnicos y jurídicos, pudieran ofrecer el menor precio a los usuarios y asignarles gratuitamente el espectro? Ahí falló nuevamente MinTIC, porque el negocio de las TIC, igual que el de las concesiones, depende del tráfico que es proyectado, y de la TIR esperada.

Ya veremos qué pasó realmente en todo este proceso, y qué pasará en los próximos cinco años que tienen para montar la infraestructura, y en los 20 que tienen para explotarla.

Adéndum

Donde hay desmesuradas ambiciones de poder y dinero, es inevitable encontrar también lo más bajo y sucio de los seres humanos: alianzas perversas, amores prohibidos, intimidación, dominación, utilización, hipocresía, mentiras, robos, abusos, traiciones, odios, venganzas, y de ser necesario, hasta asesinatos. Todo ese coctel político apareció en la desordenada historia que le contó a Vicky Dávila, Aída Merlano. Hechos que se denuncian con frecuencia, que asumimos como verdaderos; pero que rara vez se condenan por falta de pruebas, o porque el poder es tan grande que nadie puede nada contra él.

*Ing. Electrónico. MBA.

TEMAS