Subir la Cuña

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Como sociedad nos enfrentamos a una situación que golpea la productividad, el empleo y por ende el desarrollo que tanto necesita una ciudad como Cartagena. Hacemos un sacrificio por la prevalencia del derecho fundamental a la vida y la salud de nuestros conciudadanos, pero también identificando que no existe manual o fórmula mágica para recuperarnos de esta crisis que afrontamos a nivel mundial.

La Cartagena Turística sintió el impacto automático ante la parálisis total de actividades. En términos más sencillos de explicar, ‘nos bajaron la cuña’, un término que usé en varias ocasiones, tratando de explicar toda crítica realizada al turismo como oportunidad para el desarrollo de nuestra ciudad, respondiendo solamente que: “Si el turismo es malo, búscame una actividad que la sustituya, con iguales beneficios de impacto social y económico, y cambiamos esa cuña. Pero no la bajes, porque como en una casa cuando bajas una cuña apagamos el sistema”

.Por fuerza mayor hoy nos bajaron la cuña. Aun intuyendo la magnitud del daño económico, desconocemos la realidad y la fragilidad del sistema al subirla; en primer orden a quienes informalmente encontraban con el rebusque diario una oportunidad de vida en el turismo, hasta cada uno de los prestadores de servicios turísticos que fomentan el empleo en la ciudad.

En esto lo primero es llamar a la serenidad, prudencia y paciencia de cada uno de los sectores afectados. El problema al que nos enfrentamos demanda la unión de esfuerzos como nunca, haciendo referencia no solo del sector empresarial o gremial, sino especialmente al político y social.

Para esto se requiere claridad institucional del Gobierno Distrital y Nacional, en entender que las prioridades, metas, indicadores de inversión pública, cambiaron. Una Cartagena de Indias post COVID-19, necesita desarrollar, una vez superada esta emergencia, una planificación ordenada y con inversión pública que permita formalizar y reorganizar la actividad turística en términos de sostenibilidad.

El turismo es una actividad que requiere de la facilidad del Estado para generar beneficios sociales a quienes trabajan y dependen de ella. Pero sin duda alguna para ello requerimos estrategias económicas, financieras y tributarias, que permitan mantener los empleos que estas empresas producen.

Enfrentamos una gran adversidad como seres humanos, se han alterado nuestras costumbres, nuestras rutinas, nuestras mismas dinámicas familiares; pero como cartageneros, tenemos todas las capacidades para superarlas con el equilibrio y tesón que nos caracteriza. Centrándonos en el despertar de una ciudad acostumbrada a lo largo de la historia, a prevalecer heroicamente sobre las dificultades y esta no será la excepción.

Entre TODOS podremos “subir la cuña”.

*

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS