Columna


Treinta años de gaitas

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

17 de octubre de 2020 12:00 AM

El pasado 2 de octubre comenzaron los preludios de lo que será la versión número treinta del ‘Festival de gaitas, cantos y tambores, un canto a la vida, un canto a la paz’, del barrio El Socorro, que en esta ocasión será virtual y en homenaje al cantador soplavientero Catalino Parra.

El evento en firme tendrá lugar desde el 30 de octubre hasta el 2 de noviembre, pero la agenda académica ya comenzó con un conversatorio titulado ‘Hablemos de Cato’, sobre la vida y la obra de Catalino.

Ayer se cumplió la segunda jornada ‘Emprendimiento de artistas plásticos’, una exhibición de 30 fotos de Catalino, de la autoría de Ariel Ramos, el organizador del festival.

El viernes 23 de octubre culminará la agenda con el conversatorio ‘La madre cumbia’, a cargo de Alfonso Gómez y Margoth Castro.

El ‘Comité cultural El Socorro’ ya tiene preparado un estudio con presentadores en vivo, quienes irán mostrando los videos de los más de 40 grupos que participarán en las secciones ‘Escuelas de formación’, ‘Canción inédita’ y ‘Reencuentro de fundadores’, con gaiteros provenientes de Bogotá, Cali, Bélgica y Alemania.

También habrá veladas de danzas con grupos de Magangué, ‘Los herederos de Catalino Parra’, de Soplaviento; ‘Candilé’, ‘Codafolko’, ‘Raza Latina’, ‘Semillero Escuela de Formación Integral Cartagena’ (Esforinca) y la actuación especial del decimero Andrés Pérez García, autor de la canción ‘Fuego de sangre pura’, que en 2006 tituló el disco compacto de los gaiteros de San Jacinto y fue ganador del premio Grammy Latino.

El primero de noviembre se hará un homenaje al día de ‘Ángeles somos’ y el ‘Cabildo carnaval por el buen trato’, ambos de manera virtual y mediante enlaces que pronto se darán a conocer.

Catalino Parra, quien durante muchos años fue el vocalista de Los Gaiteros de San Jacinto, se hizo célebre con canciones como ‘Morrocoyo’, ‘El currarro’, ‘La vaina ya se formó’, ‘Josefa Matías’, ‘Cartagena es bonita’, ‘Animalito del monte’ y ‘Manuelito Barrios’, entre otras que se volvieron clásicas de la música folclórica del Caribe colombiano.

No fueron pocas las veces en que asistió al festival de El Socorro, pues varios de sus organizadores recibieron sus enseñanzas, ya que había sido profesor de música e invitado especial de diversas universidades, que buscaban rescatar las expresiones folclóricas de la Costa Caribe.

También fue constructor de instrumentos. Trabajó en Cartagena en el Colegio Mayor de Bolívar, el Colegio Nocturno Rafael Núñez, el Colegio de la Casa de la Cultura y con el Equipo Misionero de la Bahía, enseñando percusión y danza. Murió el 14 de febrero de 2020.

*Escritor.

TEMAS