Columna


Vamos pa’ lante con la formalidad

JUAN PABLO VÉLEZ

27 de enero de 2022 12:00 AM

Ser formal es abrir las puertas a la sostenibilidad económica del país, porque juntos -sector privado, público y la academia-, construimos un tejido empresarial más competitivo, una región Caribe más robusta y con grandes aportes al PIB. Ser formal y ser visible es la fórmula ganadora para la transformación de nuestros sectores económicos.

Es cierto que empezar es complejo, pero no ser formal tiene connotaciones económicas negativas para la dinámica de la economía nacional, no solo por la evasión de impuestos y la irregularidad de las condiciones laborales de los trabajadores, sino porque genera desorden desde todas las órbitas y las reglas del mercado; se viola el régimen de libre competencia, se deteriora la calidad de los productos y servicios y se desatienden las reglas de protección al consumidor.

Ahora bien, ¿cuál es la importancia de la formalización para la competitividad empresarial?

Los principales efectos positivos para un empresario de ser formal y estar en el registro mercantil derivan en mayores beneficios relacionados con la exposición legal ante la sociedad, lo que se traduce en mayores oportunidades de negocios, ampliación de mercados y acceso al sistema financiero, a programas de capacitación técnica; además genera confianza y reputación como activos intangibles necesarios para la prosperidad empresarial, y le da acceso a los programas y beneficios institucionales del Estado y de las cámaras de comercio del país.

En este contexto es importante entender que si bien, la matrícula mercantil es considerada una obligación legal y, por ende, uno de los pasos necesarios para iniciar la ruta de la formalidad, la normatividad en Colombia asigna a las cámaras de comercio mayores funciones y alcances relacionados con el fortalecimiento, acompañamiento y el desarrollo empresarial de las regiones, más allá de operar el registro mercantil.

Desde la Cámara de Comercio de Cartagena estamos convencidos de que la semilla del crecimiento inclusivo y sostenible en cualquier territorio es la formalización empresarial y, por esta razón, el empresario es el agente más importante del sistema económico en la generación de riqueza y bienestar colectivo.

Ser formal conlleva a renovar los registros como empresarios responsables. Por eso, la invitación es a renovar antes del próximo 31 de marzo, tal como lo resalta la campaña de la Cámara, a ponernos ON con la Renovatón 2022, la cual este año cuenta, por instrucciones del Gobierno nacional, con el requisito antifraudes de la Clave Segura, para brindar tranquilidad y seguridad a los usuarios.

Por esto, la entidad cameral se encuentra desde ya, presta para acompañar y orientar a empresarios y comerciantes durante este período, con sus procesos y servicios registrales fortalecidos en todas sus sedes, plataformas y canales virtuales. #VamosPaLante

*Presidente Ejecutivo Cámara de Comercio de Cartagena.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS