Columna


¿Vándalos?

ALEXANDER COVILLA

ALEXANDER COVILLA

17 de septiembre de 2020 12:00 AM

Al parecer dependiendo del país y de su política imperante, así será el enfoque que se le dé al problema del abuso de la policía, independiente de su génesis.

En Francia a principios de año se produjeron protestas por los chalecos amarillos quienes lo hicieron por el alza de los combustibles y la injusticia fiscal, en los estados unidos desde hace 2 meses se protesta por la discriminación racial aun predominante, la cual se evidencio con el asesinato de un afrodescendiente a manos de la policía, ambos tienen algo en común y es que son movimientos sociales espontáneos, pero, como no son en pro del gobierno de turno, sus participantes son denominados “vándalos”, lo que nos permite concluir que la doble moral tampoco es una práctica política autóctona de Colombia.

En nuestro país este tema es mucho más profundo y ambiguo, hace 7 años cuando en Bogotá se hicieron protestas y hubo quema de llantas, ataques a los CAIS, saqueos, quema de buses y demás hechos censurables, curiosamente los medios de comunicación en ese momento se referían a quienes protestaban como ciudadanos indignados por la suerte de la administración de la ciudad de Bogotá, hubo todo un despliegue mediático en ese sentido, el cual fue aprovechado por los contradictores políticos del alcalde de turno para destrozar su legitimidad.

Hoy que sucede exactamente lo mismo, pero, en contra de la policía nacional, por el abuso de fuerza en que incurren sistemáticamente sus orgánicos, generando abusos y asesinatos contra la población colombiana, pero, a pesar de eso la visión es distinta, a esos mismos que protestaron en aquel entonces, se les señala como en Estados Unidos y Francia, vándalos, quitándoles mágicamente la indignación y la preocupación intentando deslegitimar su protesta, no solo es pervertido el enfoque sino también el significado veamos indignado significa “persona que está enfadada”, por su parte vándalo es una palabra que proviene de la lengua germánica de la edad de hierro que significa “los que cambian y los hábiles” y otra acepción de dicha lengua se traduce “los confederados” ubicándolos en el extremo opuesto.

Aunque esto es solo una designación de adjetivos que como ya dijimos acomodada según el interés del gobierno de turno para deslegitimar la protesta, se está convocando por las redes sociales una marcha en favor de la policía, esperemos que los “vándalos” no la infiltren, porque desaparecería el argumento para sostener el status quo de esa institución cuyo fin es proteger a la nación, pero, que indudablemente necesita una reestructuración profunda, y que por la ambivalencia existente en la voluntad política del gobierno se dilata la solución en perjuicio del pueblo.

TEMAS