Columna


Visión 2020

PABLO ABITBOL

22 de enero de 2021 12:00 AM

Hace once años, en febrero de 2010, el científico social Peter Turchin publicó un artículo en la edición especial de la revista Nature en torno a la (hoy trágicamente irónica) “Visión 2020”, en el cual predijo que “la siguiente década probablemente será un período de creciente inestabilidad en los Estados Unidos y Europa... con un pico en los años alrededor del 2020”. Dicha predicción parece haber acertado.

De acuerdo con Turchin, una predicción no es una profecía. Simplemente se trata de visualizar qué cosas deberíamos ver que ocurren, ocurrieron u ocurrirán en el mundo si nuestras teorías sobre el universo, la vida y la sociedad son correctas. Eso es, en esencia, hacer ciencia.

La de Turchin se denomina Teoría Estructural-Demográfica, y está basada en la Cliodinámica: el modelamiento y la observación de tendencias de largo plazo e interacciones complejas entre variables universales en la historia de las sociedades humanas. Su desarrollo ha sido fruto de un bello y profundo trabajo interdisciplinario de interpretación y sistematización de datos extraídos de textos antiguos y registros arqueológicos, en el que confluyen científicos y humanistas.

Para llegar a la predicción de la inestabilidad política que habría de observarse en Estados Unidos alrededor del 2020, las variables estructurales claves son el empobrecimiento de la población, la competencia conflictiva entre las élites y la erosión de la confianza en las instituciones estatales.

El análisis estructural-demográfico de la evolución de las sociedades humanas complejas que han emergido durante los últimos cinco mil años revela que toda cultura humana perteneciente a esta era pasa por ciclos que van de una relativa calma hacia la inestabilidad política, por olas de integración o incluso de desintegración social.

Según Turchin, en Estados Unidos se pueden observar ciclos de cincuenta años, y los años alrededor del 2020 marcan el cierre de un ciclo cuya cúspide anterior ocurrió alrededor de 1970.

Las variables sociodemográficas claves pueden deteriorarse en espirales cíclicos incontrolables hasta generar presiones estructurales en el sistema social que pueden causar una catástrofe, como un conflicto violento o una guerra civil, ante un evento disparador coyuntural, como una pandemia o un intento de golpe. Depende de cada sociedad velar permanentemente por el bienestar, la equidad, la confianza y el desarrollo democrático.

Es por ello que las artes del gobierno requieren una ciencia política que incorpore una visión nítida de la gran historia de la humanidad que permita ver con mayor claridad y orientar más estratégicamente la evolución de nuestras comunidades a nivel global, nacional, regional y local.

Las opiniones aquí expresadas no comprometen a la UTB o a sus directivas.

*Profesor de Ciencia Política y Relaciones

Internacionales, UTB.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS