Columna


Zikología breve

CARMELO DUEÑAS CASTELL

10 de febrero de 2016 12:00 AM

El mosquito Aedes aegypti tiene más de 200 millones de años. Hace 5.000 años los africanos del norte almacenaron agua en las viviendas y el mosquito se adaptó a poner huevos allí. Se cree que los dramáticos cambios climáticos, el hacinamiento urbano, los viajes y las agresiones al ecosistema promovieron la propagación del mosquito y las epidemias en humanos.

El mosquito pica más al amanecer y al atardecer y se reproduce en agua estancada en recipientes descubiertos, macetas, llantas, sumideros, etc.
En 2007 se completó la secuencia del genoma del mosquito. Esto facilitaría crear insecticidas y destruirlos. El mosquito reduce su actividad debajo de los 17 grados centígrados, pero en el Himalaya se confirmó que está a 2.100 metros y en Washington los mosquitos sobrevivieron 4 inviernos, sugiriendo adaptación a climas no tropicales. Anualmente transmite 50 millones de infecciones por fiebre amarilla, dengue, chikunguya y zika y más de 25.000 muertes.

El zika se aisló en 1947 en un mono de Uganda. Se publicaron 3 casos en 1954 y una descripción en 1964. Es una enfermedad casi siempre asintomática o leve, pero en la Polinesia, hace 8 años, en 270.000 infectados hubo 73 casos de Guillain-Barré.

Llegó a Brasil durante la Copa Mundo y la microcefalia pasó de 150 casos en 2014 a 3.893 casos en 2015; la relación es innegable. Hay brotes de zika después de epidemias de dengue y chikunguya. La ubicuidad del mosquito favorece que un paciente sufra las tres infecciones, aumentando la morbimortalidad. El virus puede persistir en semen más de 10 semanas. En Colombia, van 25.000 infectados, más de 97 Guillain-Barre y tres muertes atribuibles.

El manejo es reposar en cama, tomar líquidos y acetaminofén, y no aspirina ni otros analgésicos. Las medidas preventivas, especialmente para embarazadas, incluyen usar anjeos, toldillos, mangas largas, pantalones largos, ropa tratada con permetrina, repelentes con N,N-dietilmetatoluamida (DEET). Además, deben removerse los desechos domésticos o recipientes de agua, posibles criaderos de mosquitos y hacer fumigación selectiva. Su control biológico requiere investigar más.

En 2 años se desarrollaría una vacuna y se requerirán 10 años más para aprobarla. Plataformas de vacunas inteligentes, como “chimera” son opciones, pero los costos excesivos de vacunar ante brotes impredecibles serían una limitante.

El ministro Gaviria recomendó, igual que Jamaica, evitar el embarazo por 6 a 8 meses durante la epidemia. El Salvador propuso dos años. La ONU pidió autorizar el aborto en países afectados por zika. Esfuerzos aislados han sido incapaces. Para vencer esta plaga se requieren estrategias globales.
*Profesor Universidad de Cartagena

CARMELO DUEÑAS*
crdc2001@gmail.com

  NOTICIAS RECOMENDADAS