Opinión


Desmadre y plan de choque

GERMÁN DANILO HERNÁNDEZ

28 de noviembre de 2023 12:00 AM

En redes sociales y grupos de WhatsApp circula un nuevo video en el que varias calles del Centro Histórico de Cartagena lucen atiborradas de mujeres vestidas con diminuta o exuberante indumentaria que deja poco a la imaginación sobre sus atributos físicos, y evidencia la intención de su presencia nocturna.

Son decenas de jóvenes mujeres y transexuales con rostros sobremaquillados y sonrisas lujuriosas, que se ubican a la entrada de diferentes establecimientos nocturnos, en plazas, esquinas, o transitan por las estrechas calles en medio de turistas y nativos ofreciendo sexo, inclusive en presencia de niños.

“Es una gran inundación de putas”, dijo un empresario barranquillero que pasó el fin de semana en Cartagena con su esposa y su hijo de 3 años, y quedó sorprendido por la oferta indiscriminada de placeres, que ya había visto en visitas anteriores, pero nunca de forma tan desmedida.

Entre las escenas que le impactaron recuerda la de una joven, aparentemente menor de edad, quien con pretendida elegancia, abundante maquillaje, sin manejo adecuado de los tacones de sus zapatos, y con algo de resistencia, era guiada por una mujer mayor hacia un grupo de extranjeros, con evidente intención de entrega.

Las imágenes del video y los comentarios de uno de los sorprendidos visitantes a la primera ciudad turística del país confirman el desbordado crecimiento en los últimos años de la prostitución en Cartagena y su concentración en uno de los lugares más emblemáticos que soportan su proyección internacional: el centro amurallado, fenómeno que se alterna con delitos como la trata de personas, proxenetismo, explotación sexual de menores de edad y tráfico de estupefacientes.

Aunque el asunto no será fácil de manejar, porque el ejercicio de la prostitución en Colombia no es un delito y no será suficiente con el accionar policivo, resulta imperativo la intervención de las autoridades para controlar el caos en esta réplica amurallada de Sodoma y Gomorra, en que se ha convertido “el corralito”.

El alcalde electo, Dumek Turbay, anunció la implementación entre el 2 y el 20 de enero próximo del “Plan de choque Centro Histórico Ordenado”, que contempla la recuperación total de los espacios, ocupación interinstitucional 24/7 en todas las plazas y parques del Centro, y el cierre de más de 17 establecimientos nocturnos donde se han identificado actividades delictivas.

A ese plan de choque inicial le seguirá una estrategia institucional de mayor profundidad, con ejecución sostenida, que permita la recuperación definitiva de uno de los bastiones del Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, para el uso, contemplación y sano disfrute por parte de propios y foráneos. Probablemente habrá afectaciones de intereses que impulsarán intentos de bloqueos a las medidas de choque, pero corresponde a la comunidad respaldar a las autoridades, para superar de una vez por todas el desmadre de lujuria y delito que actualmente eclipsa la magia de la Heroica.

*Asesor en comunicaciones.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS