comscore
Editorial

De la RAP a la RET

Quedo claro que La Mojana, el Canal del Dique, el Río Magdalena y el Mar Caribe suponen retos enormes frente a problemas como la protección de las costas, las inundaciones, la agroindustria....

Compartir en

Del Foro ‘El Caribe, un diamante de territorios sostenibles’, el primero dentro del ciclo de Foros El Universal 2024, que realizamos ayer en nuestra sede, sobre diversos tópicos que vamos a tratar en siguientes fechas, nos referiremos hoy a las interesantes conclusiones que quedaron del panel sobre los primeros 100 días de mandatarios regionales y los retos de sus gobiernos de cara a la próxima aprobación de los Planes de Desarrollo.

La animada participación de los gobernadores de Córdoba, Erasmo Zuleta; Bolívar, Yamil Arana; Sucre, Lucy García; y Atlántico, Eduardo Verano, y el alcalde de Cartagena, Dumek Turbay, no solo mostró lo que cada uno ha debido enfrentar desde el 1 de enero de este año y sus victorias tempranas; también los principales proyectos para desarrollar en sus respectivos cuatrienios.

Sin embargo, lo más importante de este panel, a no dudarlo fue el punto de encuentro en el que coincidieron sobre la necesidad de mirar, cada uno, más allá de los linderos de sus territorios, pues no será posible lograr grandes desarrollos sin una visión de índole regional, referida a la Costa Caribe.

Para tal fin, resulta indispensable que gobernadores y alcaldes incluyan propuestas estratégicas específicas y comunes en todos sus planes de desarrollo, con miras a articular eficazmente programas y proyectos que se entrelacen para lograr, por fin, un desarrollo social, humano y económico sostenible.

Quedó claro en el panel que La Mojana, el Canal del Dique, el Río Magdalena y el Mar Caribe suponen retos enormes frente a problemas como la protección de las costas, las inundaciones, la agricultura y la agroindustria, la seguridad alimentaria y demás fenómenos que están íntimamente vinculados al agua, el cual es entonces el componente que habría que priorizar para que el desarrollo se planifique y ejecute armónicamente alrededor de este, el elemento central del Caribe colombiano.

A ese tema y las variables que le son inherentes, hay que agregar al menos una mejor interconexión e infraestructura vial, el desarrollo de una marca Caribe y el tema turístico pero visto desde la complementariedad regional. Por supuesto, el costo del servicio de energía y cómo desplegar todo el potencial en el gas y las energías renovables sobre decir que son de tratamiento inmediato.

Pero esa visión regional no será posible si se continúa profundizando el antipático centralismo. Necesitamos que la planeación, diseño, contratación y ejecución de las obras de alcance regional se lideren desde el Caribe, lo cual van a requerir, si no de la federalización del país -que es una opción a la que esperamos que no nos tengan que obligar a llegar como meta autonómica-, sí a pasar de la actual Región Administrativa y de Planificación del Caribe (RAP) hacia la Región como Entidad Territorial (RET), un propósito común al que hay que oficiarse sin complejos territoriales.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News