comscore
Editorial

Ensañamiento con el caribe

Sería suficiente con mencionar el castigo que acá estamos pagando los departamentos del norte del país, por cuenta de las tarifas de energía....

Compartir en

no se entiende cuál es el ensañamiento contra los costeños. Además de querernos cobrar por valorización obras que en otros lares las asume la nación y que, o ya están hechas o hay que hacerlas por causas atribuibles a las gentes del interior del país o que les beneficia, pretenden que asumamos costos impagables, con total desprecio por lo que se está viviendo en la mayoría de los hogares en el Caribe.

Sería suficiente con mencionar el castigo que acá estamos pagando los departamentos del norte del país, por cuenta de las tarifas de energía debido a la fórmula y la opción tarifarias que, en su momento, en el anterior Gobierno autorizó la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) para hacer viable la participación y adjudicación de los dos segmentos en que se dividió nuestra región, soluciones sin las cuales no habría habido empresas interesadas en sustituir a Electricaribe. Pero nada que la CREG, ralentizada en sus soluciones por la demora en Palacio para integrar la sala de comisionados, le concede al Caribe una solución que acoja alguna, varias o todas las propuestas que, desde distintos frentes, le vienen haciendo para superar el problema.

¡Pero, no contentos con esto, ahora quieren agregar otro incordio a los costeños!

Cursa en la CREG una propuesta cuyo fin último es incrementarle las tarifas por el consumo de gas a los siete departamentos de esta región, golpeada por el desmedido incremento en las tarifas de energía eléctrica y una pobreza acumulada, que no conocen en el interior del país.

La propuesta, presentada por el Grupo Vanti, de Bogotá, busca integrar los dos principales sistemas de transporte de gas natural en Colombia, o sea, los de Promigas y TGI, para que, como ocurre con la estampilla única que se paga a nivel nacional, bajo el mismo valor, por el servicio de transporte o transmisión de energía eléctrica, se cobre un solo o mismo precio por el transporte del gas para todo el país.

Esta medida implicaría que la región Caribe pague por una infraestructura cuyos costos de transporte subirían la tarifa en aproximadamente el 77%, mientras que en el interior del país disminuiría en 23%, con lo cual la tarifa de transporte de gas para los costeños pasaría de un promedio ponderado de US $1,18 por mil pies cúbicos (Kpc) a US $2.09 Kpc.

Pero es que, además, una vez les baje el precio a los departamentos no costeños, que dependen principalmente del gas extraído del Casanare, empresas como Vanti, EPM y Alcano estarán tentadas a comprar en Córdoba y La Guajira este preciado combustible pagando más a los productores en nuestra región, como Hocol o las compañías extranjeras que, en su momento, podrían ser tentadas a venderles una buena porción de lo extraído a quienes más oferten, incrementando el precio en el mercado costeño, aumento que sería trasladado a los consumidores.

Esperamos que no se concrete semejante afrenta.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News