Alentadores debates

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los medios solemos ser duros críticos de la clase política. Las corporaciones públicas –como los concejos municipales– no escapan del escrutinio permanente, y los cuestionamientos de la opinión general son una constante. Por supuesto, esa punzante posición no obedece al mero prurito de cuestionar a los dirigentes elegidos popularmente o designados por decreto, sino que responde a fundadas prevenciones precisamente por los escándalos que acompañan al trasegar de la politiquería nacional.

Pero justo es hacer reconocimiento público cuando los dirigentes políticos protagonizan hechos que muestran evidentes esfuerzos por dar buen ejemplo, y por actuar en consonancia con los deberes que les imponen sus funciones.

Y es lo que está pasando con el Concejo Distrital de Cartagena, conforme con lo que se desprende de las audiencias públicas, tanto en las comisiones reglamentarias como en las plenarias, en las últimas semanas.

Aunque pudiera decirse que el encuentro amigable que protagonizaron el alcalde William Dau y el presidente del Concejo, David Caballero, bajo el auspicio del arzobispo Jorge Jiménez, marcó el relanzamiento de las relaciones entre la administración y el cuerpo edilicio, lo cierto es que los esfuerzos que se vienen dando de los miembros del gabinete distrital y de las bancadas del Concejo, han rendido positivos frutos con victorias tempranas, como lo demuestran las aprobaciones de los proyectos de acuerdo promovidos por el Palacio de la Aduana, principalmente el Plan de Desarrollo 2020-2023.

Pero también se nota una tranquilizadora seriedad en los debates de control político, que han desarrollado con altura y decoro, preservando la dignidad de las personas sin renunciar a los criterios propios. No se perciben causas aparentes con agendas ocultas, sino el empeño en que la administración dé las explicaciones de los actos y gestión de los funcionarios.

Un buen ejemplo de esa disposición, que comienza a ser reconocida por diversas corrientes de opinión, fue el extenso y agotador debate de este martes, en el que durante varias horas, en la Comisión Tercera, los concejales revisaron el estado de cosas en relación con la gestión para atender la crisis causada por el nuevo coronavirus sobre tópicos tales como el análisis del perfil epidemiológico por fallecimientos, incremento en los contagios y el difícil tema de la acumulación de cadáveres en las clínicas y las demoras para recoger los cuerpos de los pacientes que mueren en sus casas.

Se resalta también el trato respetuoso brindado a todos los invitados, tanto funcionarios como terceros, incluido el coordinador del COVID, Juan Manuel Benedetti, quienes tuvieron la libertad de expresar sus opiniones, con el compromiso de replicar el ejercicio cada 20 días para monitorear los avances.

En suma, el Concejo Distrital viene dando muestras plausibles de que ha entrado en otra etapa de su historia, en la que se parece al concepto de corporación que la ciudad espera. Por eso, todo esfuerzo que se haga para que se mantenga esa senda merece respaldo y reconocimiento.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS