BANDERAS AZULES

11 de marzo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Aunque el Distrito lleva años trabajando en proyectos de ordenamiento y seguridad en las playas, es urgente dar pasos más allá de la simple reglamentación para que nuestras playas alcancen estándares de excelencia similares a los de otros destinos turísticos internacionales de primer nivel, que son competencia directa de Cartagena.

En este contexto, registramos como un paso interesante que el alcalde Pedrito Pereira haya sumado al Distrito, al Programa Bandera Azul, introducido al país por el Viceministerio de Turismo, buscando mejorar el uso de las playas y la protección de sus sistemas socio ecológicos, en concordancia con el desarrollo de la industria turística nacional.

Los efectos de hacer parte de este programa son positivos y variados. El mediato es que se puede obtener el galardón ‘Bandera Azul’, un reconocimiento internacional para playas que cumplan con treinta y tres requisitos estrictos, después de un arduo proceso de adecuación y de evaluación ante un jurado nacional e internacional, en el que se califican variables relacionadas con la calidad de las aguas de baño, información y educación ambiental, gestión ambiental y seguridad, y servicios e instalaciones.

El efecto más próximo es lograr, por fin, el reordenamiento de nuestras playas turísticas para que no sigan gobernadas por el caos.

Para estos propósitos se suele iniciar con un segmento de playa de prueba, y obtenido el galardón, la experiencia se puede replicar en más segmentos de playa, hasta lograr que todas ostenten el mismo reconocimiento internacional.

Si este programa resultara exitoso, Cartagena tendría la primera playa con Bandera Azul de Colombia y la tercera playa de este tipo en América Latina. Además, se avanzaría mucho en el ideal de alcanzar esos estándares de excelencia que tanta falta les hacen a nuestras playas, lo que a su vez incrementaría el atractivo de nuestra ciudad y el flujo de turistas, con todos los beneficios económicos y sociales que ello implica.

Sin embargo, no es precisamente sencillo sacar adelante un reto como este, debido a las estrictas exigencias para obtener el galardón ‘Bandera Azul’. Se requiere, en consecuencia, liderazgos y compromisos coherentes y coordinados entre autoridades, hoteles y establecimientos formales, copropiedades de edificios y vecinos que están frente a la línea de costa, y de los representantes de la economía informal.

Por los efectos generales que podría tener este proyecto, será necesario que los cartageneros, como sociedad civil, demuestren que están a la altura de este desafío, con actitud proactiva, dejando a un lado la indiferencia, los egoísmos y teniendo como norte el interés general de nuestra ciudad. Por su parte, las autoridades distritales deberán mantener una actitud receptiva, para no quedar de espaldas a la sociedad civil y poder captar el apoyo que esta puede y le debe dar.

Cartagena es de todos, y todos estamos obligados a trabajar por mejorarla. Por lo mismo, en este programa no se puede esperar que desde las autoridades nacionales vengan todas las soluciones.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS