Cartagena Cómo Vamos

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La Encuesta de Percepción Ciudadana de Cartagena Cómo Vamos muestra una ciudadanía menos optimista con respecto al futuro de la ciudad. Solo el 22 % cree que Cartagena va por buen camino. El orgullo sigue bajo con un 52 %, una de las medidas más bajas de la última década.

Hay un porcentaje satisfecho con Cartagena como una ciudad para vivir, pasando de un 53 a un 58 por ciento en 2018.

Preocupa de la encuesta que aumenta la percepción de pobreza: cerca del 34 % de los cartageneros se autodefine como pobres y un 34 % afirma que en el último mes alguna de las personas del hogar dejó de comer una de las tres comidas por no tenerla.

La gente identifica la falta de empleo o las dificultades para conseguirlos como una de las causas de la pobreza o de las principales propuestas que se deberían trabajar para erradicar la pobreza extrema.

Hay gran preocupación por la corrupción: cerca del 80 % de los habitantes siente que en Cartagena hay corrupción y el 53 % la percibe creciendo.

Los cartageneros señalan que debe mejorar la gestión de la Alcaldía y el manejo de los recursos públicos, mejorar la imagen del Concejo, disminuir la inseguridad, mejorar el espacio público, parques y zonas verdes, y el aseo. El mal servicio de energía eléctrica también mortifica mucho.

El alcalde (e), Pedrito Pereira dijo que la encuesta de CCV es muy valiosa y que se necesitan “unos acuerdos para cambiar las perspectivas de futuro, con un enfoque integral que permita disminuir los extremos de desigualdad”. Dijo que reducir la pobreza “es una responsabilidad de todos y solamente la unión de voluntades y acciones conjuntas permitirán alcanzar este objetivo”.
Citó el estudio de Ayala y Meisel, indicando que “se necesitan 641 millones de dólares para superar la pobreza de aquí al cumpleaños número 500 de Cartagena, en 2033”.
También destacó que es el cuarto alcalde de 2018, y CCV no incluyó su periodo. Añadió que estudiará la encuesta a fondo con su equipo para ver qué se puede mejorar.

La encuesta de percepción muestra el resultado funesto del desgobierno de Cartagena y la inestabilidad institucional de los últimos años, y también es el reflejo de la forma perversa en que se concibe y hace la política no solo en la ciudad, sino en la mayor parte del país. La política suele concebir el erario como su botín, y repartírselo a través de contratos leoninos es su objetivo. Por supuesto que hay excepciones, pero solo sirven para confirmar la regla.

Colombia entera está aburrida de la corrupción, e insistir en incurrir en ella sembrará no solo más pobreza, sino tempestades que no se sabe hasta dónde pueden llegar, con caudillos populistas al acecho para explotar electoralmente la indignación del pueblo.

Ojalá que el alcalde (e), Pedrito Pereira, logre enderezar el entuerto que encontró en el corto periodo que tiene al mando de Cartagena. Mientras tanto, cada ciudadano debe pensar en votar en las elecciones próximas, y en todas, por los candidatos más preparados y honestos.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS