Editorial


Cartagena en el ICCC

“Esta vez Cartagena repite en el puesto once. Deberíamos estar entre las cinco primeras si sabemos que somos la quinta que más contribuye con el PIB nacional”.

EL UNIVERSAL

22 de febrero de 2021 12:00 AM

El Índice de Competitividad de Ciudades (ICC) es una poderosa herramienta que ofrece información confiable para que las ciudades puedan tomar decisiones de políticas públicas acertadas en diversas materias. En su reciente informe el ICC revela datos sobre 13 pilares analizados en 2020 para las 32 ciudades capitales.

El estudio persigue ayudar a los dirigentes nacionales a llevar a Colombia a la lista de los tres países más competitivos de América Latina. Y a nivel interno, a que las ciudades compitamos para estar entre las cinco ganadoras.

Esta vez Cartagena repite en el puesto once. Deberíamos estar entre las cinco primeras si sabemos que somos la quinta que más contribuye con el PIB nacional. Por eso es importante que nuestros líderes políticos, comunitarios, empresariales y académicos conozcan el reciente ICC; necesitamos identificar las brechas existentes frente a las ciudades que presentan un mejor desempeño, para replicar o mejorar sus buenas prácticas.

Tranquiliza saber que seguimos bien posicionados en cuanto al ‘Tamaño del mercado’, en donde quedamos en el tercer lugar, sólo superados por Bogotá y Medellín, con lo cual estamos bien en apertura comercial, y es coherente con nuestra vigorosa actividad portuaria. Pero es mucho lo que tenemos que hacer en los demás pilares analizados. Por ejemplo, en lo institucional estamos en el puesto octavo. Necesitamos mejorar en actualización catastral, autonomía y gestión fiscal y de recursos, capacidad de ahorro, gobierno digital y productividad de nuestros jueces.

Quedamos en el puesto 12 en innovación y dinámica empresarial, pues no nos destacamos en materia de registros de propiedad industrial, ni en indicadores de revistas indexadas en publindex e investigadores per cápita.

No estamos bien en entorno para los negocios (puesto 16). Tendremos que esforzarnos en facilitar el registro de propiedades (¿cuándo mejoraremos en esa pesadilla en que se convirtió el servicio de registro de instrumentos públicos?); y facilitar la tramitación y obtención de permisos de construcción (¿hasta cuándo la inercia en Planeación y las trabas en las entidades ambientales?).

No sorprende el bochornoso lugar 17 en materia sanitaria, con el fracaso en la construcción y renovación de los famosos centros de salud inacabados. Pero el esfuerzo tendrá que concentrarse en cobertura de aseguramiento, número de médicos generales y número de médicos especialistas, controles prenatales, mortalidad infantil, cobertura de vacunación tripe viral y comunidad de la salud.

Ni se diga en adopción de las TIC, en el que aparecemos en el puesto 18. Tenemos que aprender de Manizales, Bogotá y Popayán, que cada vez gradúan más profesionales en programas TIC, tienen más hogares con computador y teléfonos inteligentes, ancho de banda de internet y penetración de internet banda ancha fijo.

Vale la pena seguir en el tema.

TEMAS