Editorial


Cede la inflación

“La combinación de menor inflación y tasas de interés atractivas volverían a darle confianza a los hogares, que son los que pueden reactivar la economía”.

EL UNIVERSAL

09 de febrero de 2024 12:00 AM

Alivia que, por décimo mes consecutivo, la inflación continúe cediendo. A enero de este año quedó en 0,92%, esto es, 0,86% menos que en el mismo mes de 2023 (1,78%); y la variación anual medida de febrero de 2023 a enero de 2024 cerró en 8,35%, lo que significa cinco puntos porcentuales menos que la del mismo periodo en 2023 (13,25%), conforme lo reveló este miércoles el Dane.

A nivel nacional las mayores contribuciones a la variación mensual se registraron en las subclases Comidas en establecimiento (0,13 puntos porcentuales); Combustibles para vehículos (0,13 p. p.); y Transporte urbano (0,12 p. p.). Es de entender que en la Costa Caribe la variación mayor estuvo por el lado del servicio público de energía.

Tal como lo señaló el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, estos resultados muestran que van diez meses continuos de inflación a la baja; que se arraiga el IPC en un dígito, y que la economía colombiana viene consolidándose hacia la reducción de la inflación. Con razón varios exministros de Hacienda y otros opinadores expertos sostienen que la Junta Directiva del Banco de la República pudo haber bajado aún más la tasa de intervención el pasado viernes, con lo cual es factible que corrija un poco más, hacia abajo, en la reunión de fin de este mes, ojalá al menos 50 puntos.

Aunque el dato oficial del PIB para el año 2023 se conocerá el próximo 15 de febrero, y que según el reciente informe ‘Balance y perspectivas para la economía colombiana, el gradual inicio de la recuperación’, de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria), las proyecciones sobre el crecimiento económico del país tuvieron que ajustarse a la baja, debido a la desaceleración en la demanda agregada, es decir, la disminución en la cantidad total de bienes y servicios adquiridos por los agentes económicos. Así, la combinación de menor inflación y tasas de interés atractivas volverían a darle confianza a los hogares, que son los que tienen el potencial de reactivar la economía.

Esto es indispensable, pues la desaceleración proveniente de China y Europa, más el fenómeno de El Niño y el aún no disuelto debilitamiento de la confianza inversionista en el futuro, podría tener impacto negativo en Colombia a lo largo del 2024.

Se sigue esperando el plan contra cíclico para la construcción, el comercio, la industria y el sector exportador, por ser los de comportamiento negativo en 2023 y en lo que pinta de 2024, a pesar de que constituyen algo más de la tercera parte del total de la economía nacional, máxime ahora que es evidente que el Ejecutivo recibirá menos ingresos de los proyectados en el presupuesto 2024, lo que obligará a ajustes severos del gasto para poder cumplir con el objetivo de déficit máximo permitido por la regla fiscal, lo que supondrá una disminución en los programas de gobierno, lo que afectará al dinamismo de la economía.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS