Editorial


Ecos del encuentro hotelero

“Conviene que el Viceministerio explique la razón por la que a Cartagena se le ha impuesto una carga que no se aplicaría en otras ciudades turísticas; esto es (...)”.

EL UNIVERSAL

11 de octubre de 2021 12:00 AM

Justo cuando la ciudad inicia la semana de receso escolar, y se afinan las medidas para acoger a los turistas que la escogieron para disfrutarla en familia, viene al caso revisar los principales retos que se plantearon el Gobierno y los hoteleros reunidos en el Congreso Nacional que éstos celebraron la semana pasada.

Esperamos que las mesas de trabajo que la Corporación Turismo Cartagena de Indias (Corpoturismo) organizó con las autoridades y entidades del Distrito, con el fin de establecer un plan de acción para recibir a los visitantes y garantizar su seguridad y el disfrute de los espacios turísticos, rindan sus frutos. Pero más importante aún es que las mesas de trabajo recojan acuerdos que se puedan implementar de manera permanente, de la mano de las organizaciones que prestan servicios turísticos formales e informales para que los turistas puedan vivir experiencias seguras y satisfactorias en este destino sin par.

Compartimos la petición dirigida a que el Comité Institucional de Playas, que se reglamentó en el Decreto 1766 de 2013, sea convocado con periodicidad, pues nuestras playas siguen siendo manejadas con muy bajos parámetros de calidad. La sempiterna desorganización de estas demandan que figuras como ese Comité Institucional sean funcionales con un seguimiento sistemático de los compromisos, sobre todo, como lo expresó la presidenta de Cotelco Capítulo Cartagena, Martha Lucía Noguera, ahora con la expedición, por el Viceministerio de Turismo, de los lineamientos de proyectos de playas tipo y la posibilidad de solicitar recursos de regalías para el mejoramiento de estas.

Nos unimos a las voces del gremio hotelero para que el Gobierno nacional dinamice el proceso de reglamentación de las plataformas digitales de prestación de servicios turísticos, para que, quienes los brinden a través de esos medios digitales, lo hagan previa inscripción en el Registro Nacional de Turismo (RNT) y con miras a una competencia leal en igualdad de cumplimiento de los deberes normativos, para todos los que ejercen sus actividades dentro del marco de la industria turística pero, sobre todo, observando la regulación que protege los derechos de los consumidores de estos servicios.

En línea con lo expuesto por Cotelco, conviene que el Viceministerio explique la razón por la que a Cartagena se le ha impuesto una carga que no se aplicaría en otras ciudades turísticas; esto es, la obligación de contar con autorización especial de la Alcaldía para la obtención del RNT, pues está más que demostrado que establecer más trámites no es eficaz para el control de la formalidad.

Finalmente, habiendo sido el del turismo el sector económico más golpeado por la pandemia, tiene sentido prorrogar algunos beneficios temporales de la Ley 2068 de 2020, incluida la suspensión del Impuesto al Consumo durante los años 2022 y 2023.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS