Editorial


El déficit de Transcaribe

“A ninguna otra administración le tocó enfrentar el fantasma de la parálisis. Resolver el asunto es inevitable, pues a pesar de la crisis, Transcaribe continúa luchando por...”.

EL UNIVERSAL

02 de julio de 2022 12:00 AM

Esta semana el gerente suplente de Transcaribe, Mauricio Hernández, reveló en el Concejo Distrital que el déficit financiero del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) supera los $52 mil millones de pesos.

Solo frente a los operadores, a corte de 15 de mayo, la deuda llegaba a $52.854 millones (Transambiental $18.195 millones, Sotramac $16.397 millones y Transcaribe Operador $9.837 millones).

Bajo esa realidad no es posible esperar mayores inversiones en mejoras para la operación del SITM. No dan espera la construcción de patios complementarios; la compra de los buses que faltan para que el servicio sea óptimo; para la chatarrización de los viejos buses y busetas; la construcción de paraderos para rutas pretroncales, alimentadoras y complementarias; el incremento de la vigilancia y asistencia a los pasajeros, entre otros.

Anima la firma del contrato con la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) con miras a la reestructuración técnica, legal y financiera del sistema.

Dos de los tres operadores sostienen que si no hay un plan de acción con mesas de trabajo que garanticen la sostenibilidad de Transcaribe, el sistema va a llegar a la parálisis total.

A ninguna otra administración le tocó enfrentar el fantasma de la parálisis. Resolver el asunto es inevitable, pues a pesar de la crisis, Transcaribe continúa luchando por seguir moviendo a los cartageneros y aumentar los servicios a los usuarios.

En una coyuntura como esta, todos los directamente implicados tienen que poner. Los operadores de buses y agente de recaudo son parte fundamental para seguir construyendo ciudad, por lo que se espera que lleguen a acuerdos beneficiosos para ambas partes en el marco de la comentada reestructuración.

Por su parte, aunque el Distrito ha hecho importantes avances en la gestión de demanda con las medidas de control a la informalidad y activación del Fondo de Estabilización Tarifaria, siendo este un hito para el sistema y para el actual gobierno, los recursos dispuestos no son suficientes y será crucial, precisamente para la reestructuración, que el sistema logre cumplir con sus obligaciones, que permitan asegurar aspectos que impactan directamente a los usuarios, como el mantenimiento a los vehículos, hasta que el rediseño del sistema se ajuste a las posibilidades de la ciudad y mientras nuevas fuentes de ingresos se logran materializar.

Para eso es clave que el gobierno nacional entrante asuma como política de Estado el respaldo financiero a los sistemas de transporte masivo del país, y no dejar toda la carga a las ciudades.

La posibilidad de los cartageneros de moverse eficientemente en un modo de transporte amigable con el ambiente, y que, si estuviera implementado al 100% con todas las funcionalidades y estándares de calidad con los que fue diseñado, podría ofrecer mayor confort a cartageneros y visitantes.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS