Editorial


El futuro de Afinia y las tarifas

“Se sabe de la empatía que une a los alcaldes electos de Cartagena, Barranquilla y Medellín, quienes ya han conversado sobre las alzas en las tarifas de energía...”.

EL UNIVERSAL

22 de noviembre de 2023 12:00 AM

Es predecible el futuro de Afinia a las puertas de la toma de control que de las Empresas Públicas de Medellín (EPM) hará el nuevo alcalde, Federico Gutiérrez, a partir de enero de 2024.

Anunciado por ‘Fico’ el nombre del próximo gerente general de la matriz de Afinia, no sorprenderá que también promueva la remoción de los cuadros directivos y de los miembros de la Junta Directiva de la empresa orgullo de los paisas, desde donde se toman las decisiones estratégicas para su filial Afinia.

Se sabe de la empatía que une a los alcaldes electos de Cartagena, Barranquilla y Medellín, quienes ya han conversado sobre las alzas en las tarifas de energía en el Caribe colombiano. De hecho, Dumek Turbay reveló que le pidió a Federico Gutiérrez un respaldo para la cruzada de tarifas justas para esta región, afirmando que “... muchas cosas cambiarán en EPM y Afinia...”, con lo cual las decisiones que se avecinan seguro impactarán las realidades cotidianas de los costeños, singularmente en el comportamiento económico de las tarifas.

Como esto ya parece irreversible, tiene sentido que los nuevos gobernantes presten atención al llamado que recientemente hizo el gerente de Afinia, Javier Lastra, quien en un análisis difundido por la empresa bajo el título ‘Pérdidas de energía, ¿justos por pecadores?’, se refirió especialmente a uno de los seis componentes de la tarifa de energía, y que para los expertos costeños es, frente a las alzas que padecemos, el más polémico: las pérdidas de energía.

Conforme con su exposición, las pérdidas de energía resultan de la diferencia que existe entre la energía que se compra a generadores o comercializadores y la que se factura a los usuarios, diferencia en las empresas del Caribe que actualmente ronda por el 26 por ciento.

Como se sabe, las pérdidas de energía se dividen en técnicas y no técnicas; y, tal como lo hemos afirmado tantas veces desde esta tribuna, las problemáticas para los costeños son, singularmente, las segundas.

Las pérdidas no técnicas, al provenir de las irregularidades y hurtos de fluidos eléctricos por parte de suscriptores avivatos de todo orden social, desde los barrios más encopetados, pasando por establecimientos de comercio e instituciones de todos los pelambres, hasta llegar a los barrios más vulnerables, se convierten en el primer factor del encarecimiento insoportable de la tarifa por el consumo mensual.

De hecho, tal como lo indicó el gerente de Afinia, del ciento por ciento de las pérdidas en el Caribe, las técnicas oscilan entre el 30 y 40, correspondiendo el resto a las no técnicas.

Desde distintos sectores venimos pidiendo al Gobierno modificar la metodología regulatoria de la CREG, que en 2019 se estableció para las dos empresas que prestan los servicios de distribución de energía en la Costa.

Si algo hay que hacer para bajar tarifas es quitarnos el peso de las pérdidas no técnicas.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS