El nuevo Real

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Al técnico de Real Cartagena, Richard Parra, se le escuchó decir al final del juego en el que su equipo igualó 1-1 ante Orsomarso, que esto apenas empieza. “Soy de los que piensa que las cosas no son como comienzan sino como terminan”.

También pidió excusas a la afición cartagenera por la mala presentación del equipo, al que le pidió más dinámica, pues entiende que solo así se podrá marcar diferencia en un torneo tan exigente como el de la Primera B, en el que muchos jóvenes muestran un despliegue físico impresionante. Estos chicos (muchos de ellos no pasan los 20 años) tienen hambre de triunfo y salen a tragarse literalmente la cancha.

Parra ha sido sensato y eso es un buen síntoma si lo que se requiere es enderezar el camino desde temprano.

El nuevo modelo de Real Cartagena dejó dudas en la hinchada, esa que anhela estar de nuevo en la Primera A, pero que se fue del estadio con un gran sinsabor porque lo que mostró el equipo estuvo por debajo de lo esperado.

Y es que tuvieron que pasar varios años para que Real volviera a generar expectativa en la ciudad, tanto que el día del debut asistieron unas 6 mil personas al estadio Jaime Morón pagando su boleta.

El proyecto ha contado con el acompañamiento de la Promotora Real Cartagena, constituida por un grupo de empresarios cartageneros, que tienen el apoyo de la Gobernación de Bolívar y la Alcaldía de Cartagena.

Al equipo en esta oportunidad se le han dado todas las herramientas para lograr su propósito. Al técnico se le contrataron los jugadores que pidió, el plantel contó con una buena pretemporada en Medellín y, además, acumuló cuatro juegos amistosos.

En estos momentos es de los equipos que más planificación ha mostrado en la B, donde por lo general no hay proyectos serios que busquen el deseo de los aficionados, ascender.

Parra y los jugadores merecen un corto compás de espera. El ascenso, como se le escuchó decir a un hincha, no se gana en la primera fecha.

Todo cambio sustancial en un equipo tiene un efecto y necesita de un tiempo prudente de adaptación. El fútbol es un deporte en el que se requiere del trabajo diario para memorizar, acoplarse y sincronizarse.

En este nuevo Real hay 15 nuevas contrataciones, un equivalente al 80 por ciento del plantel. Por eso se requiere de trabajo permanente, de repeticiones, de tiempo.

Tras realizar una exigente pretemporada para ponerse a punto en la parte física ahora viene la fase de entender y ejecutar la información táctica.

Los seguidores del equipo esperan que los jugadores capten lo antes posible lo que pretende Parra en la cancha para que los resultados comiencen a aparecer, ojalá al lado de buenas presentaciones futbolísticas, que le permitan al público soñar en serio con que este año se logrará subir de categoría.

Ya son siete años consecutivos en la Primera B. Cartagena es plaza de fútbol y no resiste más fracasos.

Jugadores, cuerpo técnico y directivos del Real tienen un enorme compromiso con la hinchada. A ponerse las pilas.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS