El plan de choque de Electricaribe

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El llamado plan de choque que propone José Miguel Mendoza, Superintendente de Servicios Públicos, intentará mejorar el servicio de energía eléctrica en la Costa Caribe e incluye visitas “(...) casa por casa, barrio por barrio de las capitales, para poder entender los problemas que aquejan a la comunidad en general”. Dicho plan tratará de averiguar las quejas principales de los usuarios (facturas, cortes, reconexión); saber las quejas específicas de cada vivienda y enseñar cómo reclamar; y diagnosticar el estado de las redes para ver qué se puede arreglar ya y con poco dinero. Este plan parecería ser el que se debería haber implementado apenas se intervino a Electricaribe, pero es cierto que en cualquier actividad nueva hay una curva de aprendizaje.

También hay gran preocupación en la región acerca de si habrá uno o varios operadores del servicio eléctrico de la Costa Caribe. El gobernador de Bolívar sugiere que haya un solo operador, ya que si hubiera varios, algunos saldrían premiados con las ciudades grandes y otros con el ‘hueso’ de las áreas rurales, lo que se prestaría para un servicio inequitativo. Aunque no conocemos bien las alternativas y cómo sería una situación de operadores múltiples, esta propuesta suena razonable, como lo es igualmente que haya un castigo para los alcaldes que no cancelen el servicio de energía que les corresponde, perjudicando a la ciudadanía por la mora en colegios, hospitales y alumbrado público, entre otros. Deberían tener penalidades no solo por lo anterior, como sugiere el gobernador Turbay, sino por no tener sus acueductos en óptimo estado y funcionando al máximo, como es su obligación. Es una conducta deleznable, casi criminal, que teniéndolos, no funcionen bien por ignorancia, dejadez, o picardía de los mandatarios municipales.

En Cartagena, y con frecuencia hasta en pleno sector turístico, y también en las áreas rurales de Cartagena y del resto de Bolívar, vemos un problema grave con los cables de datos que usan los postes de Electricaribe, a lo que tienen derecho por ley y por lo que pagan un arriendo, pero que terminan haciendo más daño que beneficio. No es solo el grave problema estético que crean los postes convertidos en bodegas con varios rollos de alambre colgados de estos, sino que muchas veces terminan tumbando los postes o torciéndolos hasta volverlos peligrosos. Y para rematar, es frecuente que haya daños, incluyendo cables de datos colgando hasta la calle, y pasen varios días sin que los arreglen.

Este uso abusivo de los postes también contribuye a empeorar el servicio de Electricaribe.  

 


 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS