El reto de Hidroituango

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Estamos ante otro desastre ambiental enorme que deben enfrentar y solucionar la ingeniería y la dirigencia política.

Es una pena que solo desde el momento en que el proyecto Hidroituango comenzó a generar problemas de impacto ambiental, fue cuando se empezaron a conocer sus falencias, especialmente en sus etapas de planeación y divulgación, siendo esta última obligatoria hacia todas las comunidades asentadas sobre el río Cauca, de manera particular para las localizadas aguas abajo.

Cuando hubo la primera emergencia, la directriz de quienes estaban al frente del proyecto fue evitar a toda costa pérdidas humanas, sin importar que las decisiones que se tomaran afectaran físicamente las obras que ya se habían adelantado, lo cual era lo más sensato; sin embargo, conservar el ecosistema también es algo que se debe garantizar, pues está claro que sus afectaciones producen daños colaterales y en algunos casos irreversibles, incluyendo cuando se atenta contra la pesca.

Hidroituango es un nuevo reto para la ingeniería con el medioambiente, y del cual no ha salido bien librada por los daños que se están ocasionando al ecosistema.

La idea de que si Hidroituango comienza a operar estaríamos abocados a racionamientos energéticos, no puede convertirse en un sofisma de distracción.

No es posible que el Gobierno nacional, con los altos riesgos que representa construir una hidroeléctrica, especialmente en la parte ambiental, no tenga otras alternativas energéticas dentro de una buena planeación.

Urge que el Gobierno y los órganos de control competentes expliquen de manera objetiva y transparente, pues todos los colombianos lo merecen.

Además, las corporaciones regionales deben iniciar una defensa ambiental clara y con fundamento en las normas legales en pro del ecosistema, de tal manera que se sepa el alcance y repercusiones de los daños causados por las emergencias de Hidroituango.

Que el procurador Fernando Carrillo abriera ayer investigación disciplinaria contra los directivos de Hidroituango y algunos funcionarios de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales; además de la necesaria visita que hizo el presidente Iván Duque al Puesto de Mando Unificado del proyecto Hidroituango, en Antioquia, son un gran paso para conocer las decisiones técnicas y corporativas tomadas hasta el momento.

Duque anunció que con la participación del Departamento para la Prosperidad Social se iniciaría una caracterización económica de las comunidades afectadas. Y que en cuanto a lo relacionado con lo ambiental, se buscará poner en marcha un “plan efectivo para recuperar los ecosistemas” afectados en los últimos días.

Son compromisos que no dan espera. Vigilar y aclarar todas las dudas que ha dejado el proyecto, hasta que el país quede tranquilo, es fundamental.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS