Falta uno

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El pasado sábado se entregó María de las Nieves Quiroz Ruiz, una de las integrantes de la familia Quiroz, requerida por la Fiscalía General de la Nación dentro de la investigación que se sigue por la construcción ilegal de 16 edificios en Cartagena.

Aunque desde el 2 de febrero un juez con funciones de control de Garantías expidió nueve órdenes de captura, sigue faltando uno para que responda.

Esa persona es Wilfran Quiroz, el constructor y principal responsable del desplome del edificio Portal de Blas de Lezo II, donde el pasado 27 de abril, 21 personas murieron y 22 más quedaron heridas.

Las investigaciones de la Fiscalía en este caso han sido importantes para que el proceso avance.

El pasado miércoles un juez dictó medida de aseguramiento intramural a seis miembros de la familia Quiroz. Cinco fueron enviados para la cárcel de Ternera, y una mujer a San Diego. A otro se le dejó libre porque tiene algunas molestias de salud, pero debe presentarse en cuanto se recupere.

Entonces para este caso, solo faltaría que Wilfran dé la cara, sin embargo, parece que desde diciembre nadie sabe de su paradero.

Recordemos que Wilfran había sido capturado el 7 de junio del año pasado y luego recibió el beneficio de casa por cárcel, a donde la Fiscalía volvió para capturarlo por segunda vez pero ya no estaba, se fugó, dijo el fiscal.

Es increíble que las autoridades hayan descuidado la vigilancia y perdido el rastro de quien ha sido considerado como la cabeza del clan.

Además porque desde su primera captura se pudo establecer que usó varios mecanismos para evitar ser visto por quienes lo buscaban. Aquella vez fue detenido en la vía que comunica a Calamar con Carreto, corregimiento de San Juan Nepomuceno.

Pero antes y según las autoridades, Wilfran habría viajado a Bogotá para obtener una identidad falsa que facilitara su salida del país. El 7 de junio viajó de Bogotá a Barranquilla, evitando ingresar a Cartagena y eludiendo los controles de la Policía. De Barranquilla abordó un bus hacia Carreto, Bolívar, donde se pretendía ocultar en su finca. La investigación añade que Wilfran se movilizaba en mototaxis y no en su camioneta de alta gama y cuando la Policía y el CTI lo detuvieron, no se identificó con su nombre sino con el de David.

Es decir, se sabe que él no ha querido colaborar con la Justicia, que escapó de su casa y que aunque supuestamente se iba a entregar, hasta ayer al cierre de esta página no lo había hecho.

A pesar de que la Alcaldía ofreció hasta 20 millones de pesos para quien dé información que permita capturarlo, al parecer nadie sabe dónde está.

Las autoridades no deben bajar la guardia hasta encontrarlo.

Son muchas las familias que siguen pidiendo justicia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS