Editorial


Golf mundial en Karibana

EDITORIAL

21 de febrero de 2015 12:01 AM

Cuando comenzaba el proyecto del club de golf Karibana hace algunos años y su promotor principal y cara en Cartagena, Helmut Mildenberg, contaba cómo serían las instalaciones y sobre todo, la calidad de su cancha de golf, parecía un “loquito” más vendiendo otra quijotada de las que periódicamente se lanzan en Cartagena.

Y en vez de comenzar por construir los apartamentos para financiar lo demás, comenzaron aparentemente al revés: por la cancha de golf, diseñada por Jack Niklaus, cuyos primeros nueve hoyos están rodeados de vegetación tropical y tienen 6 lagos; y los otros nueve están sobre la playa. Las personas de buena voluntad trataban de explicarle al “loquito” que ninguna grama se daría en esa tierra salada, pero este sonreía con cierta condescendencia y explicaba que el prado provenía del África y había pasado por las manos de los científicos de la Universidad de Georgia Tech, y que no solo sobreviviría a la orilla del mar, sino que se pondría lindo y tupido, como en efecto está hoy.

Cuando se le hablaba a este personaje de los veranos de 6 y más meses del caribe colombiano, y la falta de agua dulce no solo para regar el pasto, sino para tomar la propia gente, también sonreía porque a esta variedad le encanta el agua salobre, de la que hay bastante en los alrededores. Y ahora dieron otro paso importante y el pasto lo riegan con las aguas servidas del Emisario Submarino, luego de un tratamiento primario hecho en las instalaciones de Karibana, convirtiendo al sitio en uno que respeta el ambiente y se preocupa por ser sostenible.

Su cancha tiene un sistema de riego operado por computadores, cuyos miles de grifos en miniatura se encienden cuando sus sensores detectan que bajó la humedad, y se apagan cuando estos dicen que ya es suficiente. Bien podría copiarse esta tecnología para ciertos proyectos agropecuarios en este trópico seco y caliente.

Finalmente, el “loquito” no lo estaba tanto pues la cancha del Karibana no solo está lista y probada, sino que es la única en Suramérica y la segunda en América Latina (la primera está en Cancún, México) con clasificación TPC (Tournament Players Club), cuyos eventos son manejados por la PGA (Professional Golfers’ Association of America), la reina del golf de los Estados Unidos. 

Comenzará la semana entrante (marzo 2 a marzo 8) el torneo del PGA denominado “TPC Cartagena at Karibana”, en el que participarán 144 jugadores, todos de categoría mundial, aunque solo quedarán 60 después de las primeras rondas. Los ingresos por boletas serán donados para beneficio de una comunidad vecina.

En junio de 2016 se inaugurará allí un hotel Conrad (la categoría alta de Hilton) con 270 habitaciones y centro de convenciones para mil personas.

Este proyecto genera ya muchos empleos fijos y temporales, pero además será otra fuente de promoción de un turismo pudiente para Cartagena y su periferia, que dejará mucho más dinero en la ciudad con mucho menos desgaste. La ciudad necesita más proyectos así.

 


Finalmente, el “loquito” no lo estaba tanto pues la cancha del Karibana no solo está lista y probada, sino que es la única en Suramérica y la segunda en América Latina... con clasificación TPC...