Editorial


La audiencia por la bahía

“La audiencia de hoy es una gran oportunidad para iniciar el proceso de confección del Plan de forma incluyente con las comunidades de la bahía de Cartagena”.

EL UNIVERSAL

16 de octubre de 2020 12:00 AM

El procurador General de la Nación convocó para hoy en la mañana una audiencia pública por la protección de la bahía, en seguimiento del fallo dictado por el Consejo de Estado el 21 de agosto pasado, dentro la acción popular promovida por la Procuraduría, que demandó a entidades del orden nacional, regional y local, con miras a obtener la protección de los derechos e intereses colectivos relacionados con el más importante de nuestros cuerpos de agua.

Una de las órdenes de la histórica sentencia, dirigida a las entidades vinculadas (Minambiente, ANLA, Dimar, Cardique, Distrito y EPA) consiste en adoptar el ‘Plan Maestro de Restauración Ecológica para la Bahía de Cartagena’, con un horizonte de corto (1 a 3 años) y mediano plazo (5 años), de acuerdo con sus respectivas competencias.

El Plan no nacerá sin insumos. Recientemente mencionamos que en marzo de 2018 se lideró la mesa interinstitucional con el Minambiente, que logró poner en la agenda nacional temas ambientales históricamente bloqueados en la ciudad; y en 2019, con base en la Resolución 1798 de 2017, la Secretaría Técnica de la mesa, en cabeza de la Dirección de Asuntos Marinos del Minambiente, convocó a la primera sesión en nuestra ciudad con temas tales como descargas industriales, vertimientos de aguas residuales urbanas, los lixiviados y residuos sólidos, y el aporte de aguas del canal del Dique con sobrecarga de partículas contaminantes.

La audiencia de hoy es una gran oportunidad para iniciar el proceso de confección del Plan de forma incluyente con las comunidades de la bahía de Cartagena y, en general, con las fuerzas vivas de la ciudad, que esperamos participen con interés, pues este Plan será el derrotero para seguir por las autoridades competentes, que deben integrar sus esfuerzos y recursos para frenar la contaminación de las bahías de Cartagena y Barbacoas, y para protegerlas.

Se deberá aprovechar también para optimizar la inversión de los $18 mil millones de pesos que Dow Química pagó a título de restablecimiento por un derrame accidental de químicos en 1989, considerando los acuerdos a los que llegó la empresa con las comunidades afectadas.

Aunque, a no dudarlo, son los sedimentos caudalosos del canal del Dique los principales contaminantes de la bahía, hay que considerar el daño acumulado por años de insuficiente control sobre los diferentes factores que han impactado este trascendental ecosistema marino, que pasan por las aguas residuales domésticas de las poblaciones costeras, contaminantes de origen industrial, vertimientos accidentales de embarcaciones y demás actividades portuarias.

Esta audiencia puede marcar un nuevo camino dentro del deber generacional que nos corresponde, para lo cual se requiere construir sobre lo construido, aportar nuevos conocimientos y experiencias, y a trabajar en forma interinstitucional, bajo el liderazgo del alcalde, para que el Plan de Acción refleje el saneamiento ambiental de la bahía de Cartagena y de los ecosistemas con los que interactúa.

TEMAS