La Base Naval, ¿esta vez sí?

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ayer, la directora de la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco Vargas, Claudia Luque, visitó  El Universal para contar en qué iba el proyecto de la Base Naval de Cartagena. En El Universal nos quedaba la idea del antiguo monstruo inmobiliario de alta densidad que el Gobierno planteaba allí para que su rentabilidad garantizara construir la nueva Base llave en mano, sin importar el clamor ciudadano por un área verde no solo para el disfrute de los habitantes de los barrios Bocala, sino de toda la ciudad.

El proyecto original contemplaba una Base Naval mudada a Tierrabomba, previa construcción de un puente entre esa isla y Bocagrande. Así que esta vez esperábamos más de lo mismo, pero la Dra. Luque nos sorprendió porque dos de los propósitos son “Crear el destino de cultura y entretenimiento más importante del Caribe con capacidad de aumentar el turismo y la inversión nacional e internacional”; y “generar, para los cartageneros, espacios culturales y de entretenimiento que impacten en el mejoramiento de su calidad de vida”. Ya este es otro idioma, amable al oído.

Hay que entender que la directora presenta un bosquejo y no un plano detallado, pero de todos modos es radicalmente distinto al anterior. En las partes del lote de la Base más cercanas al Centro Histórico hay construcciones de poca altura y son para un acuario, un museo naval (que podría ser para un galeón rescatado del Caribe), un área para conciertos al aire libre, un centro de convenciones, un hotel y también conserva algunos elementos del proyecto anterior: el muelle de cruceros, una marina y un sendero peatonal desde el puerto de cruceros hasta la ciudad antigua.

¿Y la financiación? La novedad es que la Virgilio Barco buscará países interesados que puedan avalar compañías privadas de sus naciones para desarrollar el proyecto en Bocagrande y también para construir la nueva Base Naval, que sería pagada con los terrenos de la base antigua. 

Este tipo de emprendimientos siempre tienen metamorfosis importantes desde que arrancan como conceptos hasta que los terminan, pero al menos esta vez se privilegia a la población cartagenera: por lo menos 45% del lote sería espacio público, es decir, calles y zonas verdes, además de que los demás espacios serán primordialmente culturales y de entretenimiento y con sus propios espacios amables.

Ojalá que esta vez sí cuaje el proyecto en los términos descritos por la doctora Luque.

 


 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS