Editorial


La Base Naval, pero en la bahía

EL UNIVERSAL

03 de diciembre de 2017 12:00 AM

Hace dos días mencionamos aquí que el almirante José Joaquín Amézquita, en una presentación del traslado de la Base Naval durante el ‘Foro Canal del Dique y Puerto’ el jueves pasado, organizado por la Gobernación de Bolívar y El Universal, dijo que lo normal en la ciudad era deliberar sobre lo que ocurriría en el lote que se desocuparía en Bocagrande, pero no pensábamos en las implicaciones de una Cartagena sin sus instalaciones de Bocagrande.

El almirante Amézquita dio en el clavo. Quizá la razón para que eso ocurra es que poca gente cree que la Base Naval pueda irse de Cartagena y está grabado en el ambiente que se irá para Tierrabomba, o para otro sitio en la bahía de Cartagena. Pero la realidad podría ser otra si Cartagena no se avispa.

La Armada inspecciona terrenos para una posible Base Naval desde la península de la Guajira, hasta cerca de Cerro del Águila, muy cerca al Golfo de Urabá, a juzgar por un mapa que mostró el alto oficial en su presentación. Para escoger un sitio hay consideraciones logísticas, económicas, estratégicas, operacionales y técnicas.
Subyace otro factor además del técnico, que es el de la ‘seducción’. A la Armada le han ofrecido terrenos libres de impuestos durante muchos años en varios lugares al norte y al sur de Cartagena, con toda clase de gabelas para conquistar a las autoridades y conseguir llevarse a la Base Naval. No olvidemos que la Armada en Cartagena es más que la Base Naval: hay unos barrios suyos en al menos dos sitios de Cartagena, está el Hospital Naval, la Escuela Naval, Cotecmar en Bocagrande y Mamonal, y una base de Infantería a la entrada a Cartagena por el norte. Ese paquete debería ser un motivo para no irse la Base de la bahía de Cartagena, pero nada está escrito.

Y mientras en otros sitios funciona dicha ‘operación seducción’, incluyendo intrigas en Bogotá en el alto gobierno, en Cartagena nos concentramos, como dijo Amézquita, en cómo se usará el lote de Bocagrande sin la Base, y también se nota una celeridad enorme del Gobierno en ese mismo sentido.

Algunos datos económicos de la Armada son: exportaciones de Cotecmar para el 2017, US $ 17’; Cotecmar generó 3.974 empleos directos en 2016, 74% son contratistas y 65% de sus proveedores son de Cartagena y Bolívar; en el 2016 la Base Naval ejecutó un presupuesto global de $127,8 mil millones (MM); tiene 349 empleados civiles; la Escuela Naval ejecutó un presupuesto de $20,6 MM. Aunque faltan detalles, estos números hablan solos.

Con las esclusas del Canal del Dique funcionando, la Armada tendrá acceso permanente al río Magdalena desde esta ciudad, y sus barcos saldrán al Caribe por un canal profundo y seguro. Por lo pronto debe reabrirse el debate de a dónde y cuándo trasladar la Base Naval, pero sin salirse de la bahía.

 

  NOTICIAS RECOMENDADAS