La discusión del PME

09 de agosto de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las inconformidades expresadas por el Sindicato Único de Educadores de Bolívar (Sudeb) en relación con el Plan Maestro de Educación (PME), que han merecido respuesta por parte de la Alcaldía, gremios e instituciones académicas, animan el debate en torno del que es el proyecto más importante de la ciudad para los próximos lustros.

Desde esta óptica, el debate que se ha abierto en torno del proyecto de PME que fue presentado por el alcalde Pereira al Concejo Distrital, debe recibirse con beneplácito, pues esa corporación tendrá más elementos de juicio para aprobar el esperado Plan.

Para ello, es muy importante que no sólo los interesados concurran a las audiencias que el Concejo convocará, sino que los delegados del Distrito, del Sudeb y quienes han dado respuesta a éste, participen con una mentalidad abierta a las posiciones del otro, que se escuchen y se complementen.

Posiciones extremas, como la de partir de la base que el PME no debe ser aprobado de ninguna manera; o la contraria, esto es, que se apruebe tal y como se formuló, serían expresiones de sectarismo e intransigencia.

Nadie espera que el Sudeb mantenga una posición de cierre o desprecio total al trabajo serio y esforzado en la construcción del PME, que es el resultado de un proceso de construcción participativa como pocas veces se ha visto en la ciudad, pues concurrieron a su confección cerca de 3.000 personas desde el 2014, quienes lo enriquecieron con las aportaciones de diversos saberes, trayectorias, experiencias y visiones sobre la educación en Cartagena de Indias, incluidos sus corregimientos y veredas.

Es claro que el papel de los sindicatos ha cambiado con el tiempo. Basta ver las posiciones de diálogo y concertación que son ya comunes entre los líderes sindicales de la ciudad y la región, que han mejorado no sólo la discusión sobre sus asuntos, también la percepción que de tan trascendentales organizaciones democráticas se tiene hoy en la sociedad.

Nadie duda que no podemos seguir, en materia de educación pública, como vamos. La educación que están recibiendo nuestros niños pobres no es para lanzar cohetes. Seguir en los últimos puestos a nivel nacional no es una opción a considerar. Y en tal sentido, nadie puede decir que la responsabilidad es sólo de los docentes.

La responsabilidad por la realidad educativa pública en Cartagena es de todos, principalmente de la Secretaría de Educación, de los políticos que están detrás de la misma, de la dirigencia cívica, política, empresarial y gremial, pero también de los docentes. Nadie se escapa.

Y no son admisibles argumentos como que el PME abrirá las puertas a la privatización, pues para quien lo lea encontrará que, por el contrario, las estrategias están dirigidas al fortalecimiento de lo público, como es, por ejemplo, la disminución de la tercerización como paso a la atención directa por parte del Distrito y el aumento considerable en la nómina de profesores oficiales. La ciudad se merece, y pronto, un buen PME. Que ninguno de los interesados se quede por fuera y que todos sumen para entregarle a la ciudad el mejor Plan posible.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS