Editorial


La ejecución presupuestal

“Por cuanto al final del año pasado, el Distrito cerró con un superávit de $289 mil millones y una deuda de $124 mil millones, tal como lo indica Bonet...”.

EL UNIVERSAL

17 de marzo de 2023 12:00 AM

Dos diferentes analistas del más alto nivel en la región han coincidido en que, palabras más palabras menos, la ejecución presupuestal fue inferior a las expectativas, probablemente por una baja capacidad institucional en la administración distrital.

Por una parte, Jaime Bonet, a propósito del informe de gestión de 2022 que presentó la Secretaría de Hacienda ante el Concejo Distrital, en el que se brindó una información detallada de ingresos y gastos que la administración distrital ejecutó, permitiendo identificar aspectos de la situación fiscal de Cartagena, alivia saber que se logró una muy buena ejecución de ingresos, pero la del gasto no corrió la misma suerte.

En un sentido similar, Agustín Leal Jerez ha anotado que el Distrito de Cartagena jamás había tenido una bonanza financiera del tamaño de la actual, pero, al mismo tiempo, una culpable baja ejecución.

A esas conclusiones llegan al analizar los ingresos, que estuvieron por encima de lo originalmente presupuestado. En efecto, de la combinación de las interpretaciones de los dos citados analistas, se extrae que el acumulado de la vigencia 2022 alcanzó la suma de $2,9 billones, superando la meta establecida en el presupuesto, por casi $200 mil millones, destacando que los ingresos propios, y no las transferencias del Gobierno nacional (que corresponden al 47% del presupuesto distrital), son los que responden por el incremento final observado.

También se tiene que el presupuesto definitivo del Distrito de Cartagena pasó de $2.123.281’360.186,55 en 2019, a 2.923.008’315.270,09 en 2022, con lo cual hubo un impresionante aumento de $800.126’955.083,44 (supuso una variación en el periodo del 37%, aproximadamente).

Queda claro con esto que la labor de la Secretaría de Hacienda fue o es meritoria; no solo se recaudó más, sino que se aprecia que los recursos han estado en buenas manos desde el aspecto estrictamente fiscal, que es su competencia.

No puede decirse lo mismo por los lados del gasto, que le corresponde al despacho del alcalde y las demás Secretarías, en la medida que se ejecutaron $400 mil millones menos de los ingresos alcanzados y $200 mil millones menos de lo originalmente presupuestado para gastar en el año. Como lo señala Bonet, en el gasto de inversión se dejaron de ejecutar $152 millones frente a lo que se tenía planeado ejecutar.

Por cuanto al final del año pasado, el Distrito cerró con un superávit de $289 mil millones y una deuda de $124 mil millones, tal como lo indica Bonet, los indicadores de solvencia y sostenibilidad del endeudamiento muestran que la ciudad tiene un espacio fiscal para asumir mayores compromisos financieros para atender algunas de las obras que se requieren, en un cupo por el orden de unos $800 mil millones.

En suma, hay recursos para recuperar Transcaribe u otras necesidades. ¿Por qué no hacerlo?

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS