La fe también mueve dinero

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En marzo pasado, la revista Dinero publicó una investigación sobre los ingresos reportados por las iglesias y entidades religiosas de todos los cultos en Colombia y descubrió que casi ninguna de ellas le rinde cuentas al Estado sobre la forma en que utiliza estos ingresos.
En virtud de la Constitución de 1991, que estableció la garantía de libertad de cultos en Colombia, los beneficios especiales de carácter tributario y de responsabilidad civil de los que gozaba la Iglesia Católica fueron extendidos a las demas iglesias, confesiones y cultos que tuvieran personería jurídica y aparecieran en el Registro Público que lleva el Ministerio del Interior, División de Asuntos Religiosos.
La investigación de Dinero hablaba de 3.597 iglesias, confesiones y cultos reconocidas por el Ministerio del Interior, que en 2010 habían declarado ingresos y patrimonios por 7 billones de pesos, y habían pagado en impuestos, después de beneficiarse con las excenciones, un total de 198 millones de pesos.
En una consulta que hizo este periódico en la página web del Ministerio del Interior, en la sección designada como de Asuntos Religiosos (www.mij.gov.co/Ministerio/NewsDetail/476/1/Asuntos%20Religiosos), en el registro público aparecen 4.151 entidades religiosas inscritas, lo que hace pensar que en 2011 esos ingresos y patrimonios tuvieron que crecer.
Ninguna de ellas está obligada a pagar impuestos sobre la renta, ni a registrar sus libros de contabilidad en cámaras de comercio, por ser consideradas entidades sin ánimo de lucro. Pueden recibir donaciones del exterior y no se les exige rendir cuentas sobre el uso de los aportes, limosnas o diezmos que sus fieles entregan con fervor y entusiasmo. Algunas realizan visibles obras sociales o construyen templos o sedes para escuelas y academias, pero muchas son simples iglesias de garage fundadas por “pastores” que solo buscan enriquecerse con lo que sus adeptos les dan a cambio de la promesa de recibir la bendición de Dios.
Sobre el uso de los diezmos hay multitud de versiones: que los pastores compran carros y casas a su nombre, que invierten en operaciones de finca raíz o que sacan la plata al exterior para comprar acciones en bolsas de Estados Unidos.
La Iglesia Católica no ha estado exenta de este asunto, pero a diferencia de la mayoría de las otras iglesias autorizadas en Colombia, gran parte del dinero se maneja en las mismas parroquias donde se recoge, con aprobación de un consejo asesor permanente en asuntos económicos y no existe una figura similar a la del pastor, con tanto poder e influencia sobre la comunidad.
En el Registro Público hay 167 iglesias, confesiones y cultos religiosos inscritos en Cartagena, desde los muy reconocidos de inspiración evangélica y protestante, hasta los que no dejan ver su base teológica, y tienen nombres muy diversos como Iglesia Cartagena Alegre, Iglesia Hermosura de Jehova, Iglesia Cristiana Spirit Santo And Fire, Iglesia Cristiana Ministerio Internacional Profético Monte Sinaí o Iglesia Ministerio Profético Vida Eterna.
Como es usual, seguramente las 167 o muchas de ellas estarán exentas del impuesto predial y gozan de otros beneficios del Gobierno local, por lo que sería interesante conocer, especialmente para información de sus fieles (aunque estos tengan fe en sus guías espirituales), el monto de sus ingresos, la manera en que emplean esos ingresos y las obras sociales que realizan.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS