Editorial


La Playa 5

“Es conveniente que Distrito, contratista y Ungrd le hablan claro y unívocamente a la ciudad, en torno de las legítimas preocupaciones por la aparente erosión...”.

EL UNIVERSAL

28 de noviembre de 2023 12:00 AM

Finalmente, el primer balneario nuevo del proyecto de Protección Costera, la Playa 5, fue abierto al público, no sin problemas. Aparte de las quejas del gremio de carperos, al parecer por la reorganización de los puestos destinados para ellos, y de supuestas preferencias con trabajadores de la Playa 4, a quienes se les habría concedido mayores beneficios, se suman las críticas que hizo el presidente de la JAC de Bocagrande, Andrés Rico, quien señaló que la administración distrital no ha tenido éxito en la gestión para asegurar una apertura que incluya los instrumentos necesarios para ofrecer un uso adecuado de nuevas playas, o que hay incertidumbre sobre quiénes serán las personas encargadas de su explotación económica, especialmente considerando que más de la mitad de esta zona carecía de playas anteriormente.

De remate, en el entorno de la Playa 5 ya se presentó, el antepasado fin de semana, el primer hecho lamentable, por ahogamiento, lo que confirma la necesidad de estructurar e implementar el esperado Plan de Ordenamiento Integral de Playas, documento y estructura que, conforme con lo expuesto por Andrés Rico, no los ha construido la administración distrital.

Como el consorcio Proplaya ha anunciado su disposición de entregar la Playa 4 (frente al Hotel Decameron), faltando que la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres autorice el ingreso a la Playa 3 para que el Consorcio pueda continuar con el relleno hidráulico en la zona, es conveniente que Distrito, contratista y Ungrd le hablan claro y unívocamente a la ciudad, en torno de las legítimas preocupaciones relacionadas con la aparente erosión presentada en las Playas 4 y 5, tras las fuertes lluvias de la semana antepasada.

A pesar que desde Proplaya señalan que los modelos que se llevan para el control de la obra confirman que se esperaba un retroceso de arena propio del fenómeno atmosférico que sufrimos, y que el proyecto cumplió con su objetivo, la ciudad espera que el Comité Local de Playas discuta e informe sobre si estos hechos sucederán con cada temporal, con lo cual nos enfrentaríamos al absurdo e inadvertido panorama de que todos los años habrá que hacerle mantenimiento a las playas (echarle más arena a los balnearios para conformarlas), y que a los espolones del 2 al 5 se les realice una extensión para disminuir ese efecto que es normal.

Cabe replicar inquietudes recibidas de nuestros lectores: ¿Por qué ese fenómeno no ocurría antes de hacer la obra, en las playas viejas, menos protegidas? ¿Quién va asumir el enorme sobrecosto y fuerte perjuicio económico para los usuarios de las playas (turistas, carperos y vendedores) por las demoras debidas a rediseños y adiciones de obra? Si las opciones son “reponer arena cada año” o “extender espolones y reponer arena cada 3 años”, ¿cuánto vale esa inversión y mantenimiento adicional, que antes no era necesaria?

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS