La seguridad ciudadana

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ante un grupo de gobernadores y alcaldes de capitales, el ministro del Interior Germán Vargas Lleras presentó ayer algunos aspectos del nuevo plan de seguridad urbana, que será lanzado oficialmente la primera semana de octubre próximo y que, según el funcionario, exige un mayor compromiso y coordinación en los niveles territoriales. Según Vargas, la estrategia para la seguridad ciudadana será un componente más de la política de consolidación de la seguridad nacional que está implementando el Gobierno nacional y que continúa los lineamientos de la política de seguridad democrática del ex presidente Álvaro Uribe. Su rápida ejecución obedece al aumento de las acciones violentas en las principales ciudades de Colombia, especialmente en Medellín, donde el más reciente ataque de sicarios dejó cinco personas muertas y otra gravemente herida, ayer en la madrugada. Algunos mandatarios asistentes a la reunión consideraron que el Gobierno nacional debe involucrarse más en la lucha contra el crimen y la delincuencia y que no debe dejarse el grueso de la responsabilidad en manos de alcaldes y gobernadores. Pidieron también mayor cantidad de jueces de garantías, de fiscales y de jueces de conocimiento, pues los que actualmente existen son insuficientes para judicializar todas las capturas, lo que ha provocado que muchos criminales queden en libertad. También estuvieron de acuerdo los asistentes a la reunión en el hecho de que el microtráfico continúa siendo un componente crucial en la generación de violencia y el aumento del crimen, pues las principales ciudades hay una guerra por el control territorial para el expendio de narcóticos. Como puede verse, nada nuevo se dijo en la reunión del ministro Vargas con mandatarios regionales y los principales mandos del Ejército y la Policía. Desde hace por lo menos tres años se viene hablando del aumento de las acciones criminales urbanas, se viene señalando como una de sus principales causas al microtráfico y se viene hablando de la estrategia necesaria para enfrentar este problema crítico. En el Plan de Desarrollo 2006-2010 se esbozaron las líneas de una estrategia integral para la lucha contra el crimen y por la consolidación de la seguridad ciudadana, e incluso algunos de esos programas están marchando, aunque sus resultados no son los esperados. La estrategia incluye planes de convivencia ciudadana, un programa llamado Departamentos y Municipios Seguros y un sistema integrado de seguridad, con cámaras de televisión, mecanismos de alertas tempranas y la coordinación de los frentes de seguridad en los barrios con la Policía. Lo poco que adelantó el ministro Vargas del nuevo plan de seguridad urbana permite suponer que se están diseñando nuevas estrategias y para ello se está analizando la situación. Pero si el problema existe desde hace más de tres años y si ya hay una estrategia para enfrentarlo, cuya eficacia exige que se pruebe por un tiempo prudencial, no se entiende por qué hay que esperar más de diez días para conocer lo que el actual Gobierno se propone hacer para combatir la inseguridad urbana. Parece más lógico examinar a fondo la estrategia del pasado gobierno, identificar por qué no estaba dando resultado y corregir sus errores y fallas, en lugar de formular otra, lo que exige más tiempo y esfuerzo. La inseguridad ciudadana es un problema que debe ser encarado ya.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS