Lo que pide Cartagena

26 de junio de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ayer anunciamos el apoyo de esta casa editorial a la iniciativa que diversos sectores sociales y empresariales denominan SOS por Cartagena, explicando las razones de su motivación y propósitos.

Pero tiene sentido ocuparnos específicamente de las peticiones de esas organizaciones sociales, respaldadas por el alcalde Dau, contenidas en la carta que remitieron al presidente. El núcleo de lo que se pide es que Cartagena sea declarada como “Zona de tratamiento especial por COVID-19”, debido al alto grado de vulnerabilidad de ésta frente a las profundas afectaciones económicas y sociales causadas por la actual crisis sanitaria.

En ese propósito, se depreca la constitución de un fondo especial, de carácter nacional, con recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias, para destinarlos a cuatro líneas de atención prioritarias, que han sido identificadas por los suscribientes.

La primera propone transferencias monetarias directas a la población en condición de vulnerabilidad, a vendedores informales, trabajadores independientes y quienes han quedado cesantes, especialmente del sector turismo, ampliando la cobertura y aumentando los montos de los programas existentes, para garantizarles el mínimo por al menos los próximos nueve meses mientras la ciudad reacciona económicamente.

La segunda propone un Plan de Salvamento Empresarial para evitar la mortalidad empresarial y la pérdida de más empleos, al otorgar créditos, subsidios y alivios financieros en los sectores más afectados, singularmente a las MiPymes, con periodos de gracia de interés y capital mínimo de 24 meses, con 8 años de duración y DTF + 0%, teniendo en cuenta que el turismo y las actividades conexas serán los últimos en reactivarse. Aprobar subsidios del 100% del valor de las nóminas entre 4 y 5 salarios mínimos para empresas del sector turismo con disminución de ingresos superiores al 80% en la vigencia de 2020, con un desmonte gradual en función de los resultados de la reactivación, entre otras medidas.

La tercera propone un programa de reactivación económica que incluye implementar los protocolos de bioseguridad que permitan generar confianza a residentes y futuros visitantes en el proceso de reapertura, convirtiendo a Cartagena en un destino COVID Free para el turismo, los negocios y la inversión.

Y, la cuarta, propende por acelerar la inversión pública para reactivar el empleo y recuperar la competitividad del turismo, destinando recursos nacionales para la ejecución de megaproyectos, tales como Protección Costera, intervención de La Popa, Plan Maestro de Drenajes Pluviales, proyecto de canales y lagos, culminación de la Vía Perimetral, las obras del Dique, proyecto Recinto Ferial, construcción de viviendas VIS, entre otros específicos para recuperar la competitividad del turismo, incluyendo al aeropuerto en la primera fase del plan piloto de reactivación nacional de la aviación comercial.

Esperamos se sumen todos los amigos de Cartagena.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS