Los ojos puestos en el Centro Histórico

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El episodio del video de las dos ‘estatuas humanas’ que se tomaron una foto en el Centro Histórico con tres mujeres turistas, momento aprovechado por uno de los ‘artistas’ para robarle la cartera a la visitante que tenía al lado, muestra la necesidad de tener orden en este lugar, que reiteradamente hemos llamado la caja registradora del turismo de la ciudad, porque todos nuestros demás atractivos son apenas complementarios a los monumentos coloniales, razón verdadera por la cual nos visitan. Sin este cordón amurallado, las casas coloniales y las fortificaciones de la ciudad y de extramuros, este no sería un destino turístico de primer orden, sino un balneario cualquiera, con la poca atractiva arena gris.

Afortunadamente, las autoridades identificaron a las estatuas humanas carteristas y además, en tiempo récord, recuperaron ayer los papeles perdidos, esenciales para sus propietarias, y están tras la pista de los atracadores.

El episodio entonces va camino a tener un final feliz, pero deja nuevamente clara la complejidad de la tarea que tendrá la nueva gerencia del Centro Histórico, que incluye múltiples áreas: preservar el patrimonio de los abusadores que hacen y deshacen con las añadiduras a las casas coloniales en sus frentes pero especialmente en los traspatios y segundos pisos no visibles desde la calle; con los bares ruidosos; con las ventas informales; con los andenes en ruina y alcantarillas faltantes, los adoquines levantados en varias partes y hundidos en otras; con la invasión de aceras y plazas; con la prostitución; con los problemas a veces sin resolver percibidos por los habitantes permanentes del Centro;  en fin, son muchos los frentes de trabajo, por no decir de ‘guerra’.

La gerencia del Centro, como también hemos dicho antes, necesita tener unas facultades que le permitan tomar decisiones oportunas, que casi nunca se toman allí porque en el lugar intervienen distintas autoridades, muchas de ellas expertas en tirarse el balón unas a otras, o en cuidarse de que no le erosionen su poder, y así las cosas no solo siguen igual, sino que van empeorando. Afortunadamente a la oficina de Espacio Público, importantísima para toda la ciudad pero crucial para el Centro, se le ve un buen ritmo en medio de todas las dificultades y carencias.

Confiamos en que pronto todo mejorará con la reconocida profesional nombrada por el Distrito como gerente del Centro Histórico, pero sobre todo, si tiene el respaldo decidido del alcalde mayor y de todos los demás funcionarios, sin el cual su labor sería imposible.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS