Mares amenazados

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ayer el New York Times (NYT) citaba un informe del Journal of Science anunciando que los mares se calientan 40 % más rápido de lo estimado por un panel de las Naciones Unidas hace cinco años, “con graves implicaciones para el cambio climático porque casi todo el excedente de calor absorbido por el planeta termina almacenado en sus aguas”. Estas absorben el 93% del calor atrapado en la atmósfera por el efecto invernadero. Y cada año es más caliente que el anterior, rompiendo sucesivamente los récords de temperatura.

La creciente temperatura del agua, dice el NYT, ya mata ecosistemas completos como los corales (ya murió la quinta parte de todos en los últimos tres años), donde se crían gran parte de los peces que alimentan al hombre; eleva el nivel medio del mar y hace que los huracanes sean más destructivos. Y mientras más se caliente el mar, según los científicos, esos efectos serán más catastróficos. Ya se anuncia una gran crisis tan rápido como el 2040, advierte el NYT.

Una gran novedad del estudio es que le atribuye el mayor y creciente nivel medio del mar a las aguas más calientes, y no solo al deshielo polar, aunque sigue siendo cierto que las capas de hielo se derriten. Y en aquellos lugares donde las aguas sean más calientes, como por ejemplo, en el mar Caribe, el nivel medio del mar será mayor que en aquellos lugares donde las aguas se conservan más frías. “Así que la primera consecuencia será que el nivel medio del mar será diferente en diferentes lugares dependiendo del calentamiento allí (del mar)”.

Concluyen los científicos que si se cumpliesen los Acuerdos de París para el cambio climático habría alguna esperanza, al menos de aminorar los efectos del daño mundial. Esta esperanza, aunque nos gustaría aferrarnos de ella, nos parece tenue ante la relajación de los estándares ambientales de las industrias, que promueve el Gobierno de los Estados Unidos, permitiendo más emisiones de CO2, en vez de restringirlas aún más.

¿Qué quiere decir todo lo anterior para Cartagena?

Lo primero que preocupa es que estamos en una de las zonas con las temperaturas más altas en el mar, así que aquí se pueden esperar las peores condiciones en todo sentido: mayor nivel medio del mar, y por lo tanto habrá más inundaciones con las mareas, y ni Dios quiera que además haya tormentas en marea alta, porque los daños serían inmensos.

También podemos esperar mayores daños a los ecosistemas marinos como los corales, que sufrirán mucho más del ‘blanqueamiento’ y muerte causado ya en muchas partes de nuestras costas y que solo podría volverse peor. La muerte de los corales no solo es grave por la fauna marina que nos alimenta con proteínas, sino porque se pierde la barrera natural que protege nuestras islas y algunas costas, como las de las islas del Rosario y de San Bernardo, que recibirán el oleaje sin mitigación, erosionándolas aún más.

Por enésima vez recordamos a las autoridades que Cartagena fue la primera ciudad de Colombia en desarrollar su plan (Plan 4C), pero nada se ha hecho para ponerlo en práctica, lo que exigiría financiarlo. Lástima que nuestra indolencia nos pueda salir tan cara.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS